Consejos para mantener como nuevas tus botas de agua

Las botas de agua están diseñadas para ensuciarse y aguantar lo que les eches encima, ya bien sea agua, barro… pero también necesitan cuidados. Sobre todo este año, que las usaremos no sólo para esos días lluviosos, sino por puro capricho para modernizar nuestros outfits.

Mantenlas tan limpias como el primer día

Para conseguir que tus botas de agua mantengan esa elegancia y ese glamour que te otorgan el primer día que las estrenas, atiende a los consejos que hemos buscado para que las lleves siempre como nuevas.

¡Porque también hay que cuidarlas!

Como ya hemos dicho, las botas de agua son un calzado resistente, sin embargo, eso no quita que necesiten cuidados para conservarlas durante años y en buen estado.

Deja secar tus botas de agua al sol

Limpiarlas con un trapo de agua tibia es importante hacerlo de vez en cuando. De esta manera te asegurarás de que te duren bastante tiempo. Lo mejor es dejar secar la bota a temperatura ambiente y nunca cerca de una fuente de calor porque puede deformarse.

Con el paso del tiempo pueden aparecer unas manchas blancas, lo que es totalmente normal ya que se hacen con el simple roce de las cosas al andar. Para eliminarlas sólo necesitarás una crema neutra o hidratante y extenderla con un trapito sobre la superficie.

Utiliza Nivea Creme para limpiarlas

Te aconsejamos que protejas tus botas de agua con un una vaselina para neumáticos o aceite, ya que además le sacarás brillo. Utiliza el producto, ya bien sea aceite o vaselina, sobre un trapo y pásalo en movimientos circulares por la superficie de tu bota.

El interior también importa

O bien porque la lluvia es muy intensa, o bien porque hemos sacado el niño que llevamos dentro saltando en los charcos de agua, hay veces que el interior de nuestras botas se moja. Respira tranquila porque te traemos dos posibles soluciones.

El interior también se moja

En el caso de las botas de agua, en muchas ocasiones suelen venir con un forro interior desmontable que podrás meter en la lavadora sin ningún problema al igual que las plantillas, de esta forma no cogerán mal olor y será muy fácil de lavar y secar.

Por el contrario, si nuestras botas no contienen esa parte desmontable y son una única pieza, introduciremos papel de periódico para que absorba la humedad.

Dos estilos distintos de botas, con dos formas distintas de lavarlas

Si no consigues eliminar toda la humedad y tus botas pasan a tener mal olor, traemos una muy buena noticia para ti, y es que puedes acabar con ese mal olor de tus botas de agua. ¿Cómo? De forma muy rápida y sencilla. Mezcla vinagre blanco con agua a partes iguales y rocía la solución en el interior de tus botas. Así de simple.

Guarda tus botas de agua para conservarlas intactas

Cuando llegue el verano y guardes tus botas de agua por una larga temporada, hazlo en su caja original, si la conservas, es el mejor sitio donde pueden esperarte de nuevo.

Guarda tus botas de agua de forma adecuada

Si por el contrario no la conservas, una caja que tenga el tamaño adecuado para ellas también servirá. Y si al guardarlas rellenas el interior con un poco de papel o con un objeto similar, impedirás que cojan una mala postura y se deformen.

El Attelier Magazine

Patricia Moreno

Corazón con los pies en la tierra y las ideas muy limpias. Aprendiz de periodista que busca la perfección en todo lo que hace. La moda no funciona como un ente independiente, es parte de un contexto que te ayudaré a descubrir en cada uno de mis artículos. @patriciaa_24

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.