Elimina el bruxismo con Bótox

La toxina botulínica, lo que popularmente conocemos como Bótox, es la nueva “arma química” contra el rechinar de dientes. Un tratamiento muy efectivo que probablemente habrás visto antes en las redes sociales de la mano de influencers como Violeta Mangriñán o Laura Matamoros.

Violeta Mangriñán (izquierda) y Laura Matamoros (derecha)

¿Qué es el bruxismo?

Llamamos bruxismo a la tendencia involuntaria que tiene una persona a rechinar o apretar los dientes de forma continuada. Lo normal es que, a lo largo de 24 horas, una persona apriete los dientes de cuatro a diez minutos en total; una persona con bruxismo puede hacerlo durante cuatro horas, especialmente por la noche, cuando es más difícil de controlar.

Lo cierto es que muchos de nosotros podemos padecer bruxismo y no habernos dado cuenta, ya que el dolor fuerte que se produce en nuestra mandíbula lo podemos confundir con otitis o con las muelas del juicio.

No es una dolencia grave a priori, pero si no le prestamos atención a tiempo, apretar los dientes mientras dormimos, nos puede producir: dolor de cabeza, insomnio, depresión, problemas de masticación, desgaste de dientes…

Tratamiento eficaz contra el bruxismo

Por regla general cuando el dentista nos detecta problemas de bruxismo nos manda una férula de descarga. Estos aparatos bucales, transparentes y discretos, resultan eficaces pero no son muy cómodos, en especial a la hora de conciliar el sueño.

Debido a su incomodidad, entre otras cosas, los médicos especialistas cada vez recomiendan más el uso bótox para eliminar este tipo de dolencias.

El bótox ha demostrado gran eficacia en el tratamiento del estrabismo, las migrañas o la sudoración excesiva en axilas, pies o manos. Una de las dolencias que más se ha beneficiado del bótox recientemente es el bruxismo y así nos lo han hecho saber las influencers Laura Matamoros y Violeta Mangriñán.

Ambas se quejaban de dolor de cabeza, de mandíbula y de no descansar bien por las noches. Y es que aunque ambas llevaban desde hace muchos años una férula de descarga, en una época de estrés tan fuerte como la del confinamiento, no les ha servido de gran ayuda. Tras asegurar que el dolor era insoportable decidieron acudir al médico e implantarse bótox.

El bótox se aplica con pequeñas inyecciones en los músculos motores de la mandíbula. Esto reduce sus contracciones involuntarias haciendo que por la noche nuestros dientes no rechinen. No hay de que preocuparse ya que no afecta en absoluto a la capacidad de masticar.

¡Anímate a probarlo!

Tan sólo unas horas después el paciente ya nota sus efectos. Éstos pueden prolongarse entre cuatro y seis meses después de la sesión, lo que sin duda es una enorme ventaja sobre otros tratamientos como las férulas que requieren su uso diario y que en épocas de estrés no nos resulta todo lo útil que querríamos.

Si te animas con el bótox para eliminar el bruxismo hazlo siempre con las indicaciones de un médico especialista y utilizando al mismo tiempo la férula, ya que ambos tratamientos son compatibles y se ayudan mutuamente.

El Attelier Magazine

Patricia Moreno

Corazón con los pies en la tierra y las ideas muy limpias. Aprendiz de periodista que busca la perfección en todo lo que hace. La moda no funciona como un ente independiente, es parte de un contexto que te ayudaré a descubrir en cada uno de mis artículos. @patriciaa_24

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.