Truman, la película protagonista de los Premios Goya

La trigésima edición de los Premios Goya estuvo llena de sorpresas y peculiaridades. Por segundo año consecutivo, Dani Rovira fue el presentador de la gala e intentó animar la noche con su peculiar sentido del humor. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue las numerosas caras conocidas que estuvieron presentes en los Goya, y no precisamente por tratar con el mundo del cine.  Pablo Iglesias, enfundado en un esmoquin negro (y pajarita), Albert Rivera, Pedro Sánchez, Alberto Garzón o, la pareja del año: Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa captaron la atención más que algunos de los actores de la sala, pero eso es otro asunto. En El Attelier Magazine hablaremos de cine y de todo lo que tienes que saber sobre la 30ª edición de los Goya.

el attelier_goya 30 edición_pABLO igLESIAS PAJARITA

Truman, de Cesc Gay, ha conseguido convertirse en la película más premiada de la trigésima edición de la gala de los Goya. Este largometraje ha conseguido cinco de los seis galardones a los que aspiraba: Mejor película, Mejor dirección, Mejor Guion original, Mejor interpretación masculina protagonista, Ricardo Darín,  y Mejor interpretación masculina de reparto, Javier Cámara. Por otro lado, La novia se convirtió en la gran derrotada de la noche puesto que sólo obtuvo dos estatuillas de las 12 que esperaba conseguir: Mejor interpretación femenina de reparto, Luisa Gavasa, y Mejor dirección de Fotografía.

Madrid 06-02-2016 treinta edición de los Premios. goya mejor pelicula Imagen Juan Manuel Prats
Madrid 06-02-2016 treinta edición de los Premios. goya mejor pelicula
Imagen Juan Manuel Prats

El primer Goya de la noche dirigido a la mejor canción, fue para el tema Palmeras en la nieve, de la película homónima y fue recogido por Pablo Alborán y Lucas Vidal. Además, Vidal, obtuvo un segundo premio gracias a la Mejor música original por Nadie quiere la noche y se dirigió a los jóvenes para que siempre luchen por sus sueños. Nunca se sabe hasta donde se puede llegar, sino que se lo digan a Natalia de Molina.

natalia de molina_el attelier_Goyas 2016

“Yo estaba contenta porque iba a ver en persona a Juliette Binoche”, dijo Natalia de Molina con un hilo de voz al recoger su premio a mejor interpretación femenina, por Techo y comida. Nadie se esperaba que fuera a ganar porque las buenas críticas de La novia hacían que su actriz protagonista, Inma Cuesta, estuviera mucho más cerca de conseguir el Goya que Natalia.

La gala tuvo de todo, o al menos Dani Rovira, su presentador, lo intentó: magia, humor, críticas hacia la política actual relacionado con la cultura y lágrimas. El momento más emotivo de la noche transcurrió en los primeros minutos, cuando Miguel Herrán recogió el Goya a Mejor actor revelación, por A cambio de nada.  Con sólo 19 años, tocó el corazón de su director, Daniel Guzmán, y el de todos los asistentes: “Has conseguido que un chaval sin ilusiones y sin ganas de estudiar, ahora quiera hacerlo. Me has dado una vida, Daniel”, declaró mirando a su amigo y maestro, Daniel Guzmán.

daniel guzman_goya 2016_el attelier

Una de las mujeres que más brilló en la noche del cine español, y no precisamente por su vestido, sino por sus ojos, fue Antonia Guzmán, nominada a mejor actriz revelación. A sus 93 años y con una sonrisa permanente en la cara, no podía aguantar las lágrimas  en el momento en el que su nieto, Daniel Guzmán, recogía el Goya a Mejor director novel. Se sentía más orgullosa por él que por cualquier otro premio que hubiera conseguido  y más, en el momento en el que Daniel le dedicó el Goya. Muchas personas apostaban por Antonia para que recogiera el premio a mejor actriz revelación, pero finalmente fue Irene Escolar, por Un otoño sin Berlín la que lo obtuvo.

clara bilbao_goya 2016_el attelier

En cuanto al vestuario, el premio a Mejor diseño se lo llevó Clara Bilbao, por Nadie quiere la noche. Un premio merecidísimo gracias al esfuerzo y dedicación con el que llevó a cabo este trabajo. Clara, en una entrevista realizada por El Attelier declaró que llegaban a trabajar 14 horas diarias para poder elaborar todo el vestuario, pero que mereció la pena el esfuerzo porque ha sido recompensado de la mejor forma posible.

goya 2016_foto de familia_El attelier

Después de tres horas de ceremonia, en la 30ª edición de los premios Goya, Dani Rovira consiguió lo que se esperaba: las risas de los asistentes, haciendo lo que siempre se le ha dado bien, reírse de sí mismo y de los demás. Todo finalizó bien y con un muy buen sabor de boca para todos los que hicieron posible que la película Truman saliera a la luz,  ¿con qué nos sorprenderán el año que viene?

El Attelier Magazine

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.