¿En qué hay que fijarse para comprar un buen sofá?

Decorar una casa es una de las tareas más complicadas y personales, ya que refleja en gran medida nuestros gustos y estilo. Una de las estancias que más importancia cobra es el salón, ya que pasamos la mayor parte del tiempo en él, donde el sofá se convierte en la pieza clave.

Siendo el sofá uno de los muebles centrales de nuestra casa, cobra una gran importancia la elección del mismo. De los errores se aprende sí, pero si te podemos ayudar a que directamente no los cometas muchísimo mejor.

Es por ello que hoy, en El Attelier Magazine te hablamos sobre las claves para elegir un sofá bueno, cómodo y en el que no te dejes un riñón.

1. Relleno del sofá

Un sofá tiene que ser resistente al paso de los años pero sin renunciar a la comodidad, que es la verdadera esencia que buscamos de nuestro sofá. Es por ello que debes saber los tipos de relleno que existen para garantizar al máximo tu confort.

¿Qué tipos de rellenos hay para el sofá?

El relleno de espuma es el más económico de todos, ya que es bastante duradero y resistente. Pero no te lo recomendamos a no ser que sea un sofá para pocos meses, ya que es un relleno duro y poco adaptable.

El relleno de plumas es uno de los más cómodos pero también uno de los más costosos, suelen ser plumas de oca, ganso o pato. Además de su elevado precio, no te lo recomendamos porque se deforman con facilidad con el paso de los años.

Los rellenos sintéticos son los más recomendamos si hay pequeños en la casa, ya que el material es impermeable, permitiendo así que este se mantenga como nuevo por mucho más tiempo.

A la hora de elegir el relleno del sofá fíjate en que no tenga mucho rebote y que sea de goma densa, ya que es uno de los mejores rellenos. Para el respaldo habría que usar 100% plumón o una fibra siliconada.

2. La estructura

La mayor parte de los sofás están fabricados con una estructura de madera o metal, ya que ambos materiales son muy resistentes.

¿Cómo es un buen sofá por dentro?

Es importante que si la estructura es de madera esté debidamente revisada ya que en el supuesto caso de encontrarse agrietada, podría ocasionar roturas en un futuro.

Prácticamente todos los sofás del mercado utilizan cinchas, que son unas gomas elásticas que se utilizan para unir el esqueleto del sofá, dándole al mismo tiempo esa elasticidad necesaria para aguantar peso.

A la hora de elegir un buen sofá, nos tenemos que fijar mucho en sus proporciones, ya que no todas son igual de confortables para nuestro cuerpo. Lo ideal es que tenga un asiento de 65 a 75 centímetros y una altura en el respaldo entre los 80 y 90 centímetros.

3. El tejido

El tejido más habitual para la funda de un sofá es el algodón; se deforma poco y es muy resistente. Pero también se suelen usar otros materiales como el lino, la chenilla y la piel.

Respecto a los tejidos del sofá, no hay algo ideal, ya que depende mucho del estilismo que le queramos dar a nuestro salón. Aunque te recomendamos que sea el tejido que sea, compruebes antes de comprarle que no se mancha con facilidad, y que lo poco que se manche se quite de forma rápida y sencilla.

El Attelier Magazine

Patricia Moreno

Corazón con los pies en la tierra y las ideas muy limpias. Aprendiz de periodista que busca la perfección en todo lo que hace. La moda no funciona como un ente independiente, es parte de un contexto que te ayudaré a descubrir en cada uno de mis artículos. @patriciaa_24

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.