Cómo hacer un Houdini en la 1ª cita

Te has marcado un Tinder de campeonato. Llevas unos días hablando con él y parece que ya ha merecido que le dediques un cita en carne y hueso. Estás nerviosa pero nada podría salir mal; lo sabes todo o casi todo de él… o eso parece. Todo el mundo se viene arriba en las redes sociales, incluida tú. Proyectamos una imagen idílica de nosotros mismos que a menudo choca bastante con la realidad. Eso unido a la curiosidad por lo desconocido puede llevarnos a hacernos fantasías que podrían degenerar en pesadillas. Es el momento de hacer un Houdini.

Pero no te preocupes. No te tomes una cita fallida como un tiempo perdido sino como un aprendizaje y como algo que contar entre risas con las amigas. Y no, no te sientas mal por hacer un Houdini (dícese del poder de desaparecer en la primera cita como por arte de magia). Es mucho peor aguantar un momento incómodo y que piense que puede haber una segunda.

4 técnicas de desaparición para tu próxima cita desastrosa – El Houdini Perfecto:

1. Convence a alguien para que te llame o te envié un mensaje de texto  en un momento determinado con una “emergencia”.

 Sí, muchas personas se han dado cuenta de este truco, pero creo que todavía vale la pena hacerlo porque es fácil hacer que parezca auténtico. Antes de la fecha, habla con un amigo, tienes que prepararte  para cualquier cosa, ya sea buena o mala. El trabajo de tu amigo es enviarte un mensaje de texto o que te  llame en un momento determinado con una “emergencia”. Si la cita va mal, di que tienes que irte. Si va bien, ignora la llamada. Pero asegúrate de pensar en  una emergencia que suene legítima para que no solo digas algo así como “Oh amigo, mi amigo me necesita en este momento … ¡ adiós!”

 

2. Estoy enferma, no me encuentro bien

Esta es otra excusa bastante obvia cuando hay que evitar una cita. Con anterioridad prepara enfermedad con los síntomas perfectos.  Cuando te quejas de dolores de estómago o de calambres menstruales, es difícil que tu cita discuta. En lugar de fingir tos, dirígete al baño varias veces y luego anuncia que no te sientes bien y que piensas que es mejor que te vayas a casa.

3.  Haz que un amigo interrumpa la cita por casualidad

Si quieres hacer algo un poco menos obvio, haz que un amigo venga a salvarte. Dirígete al baño, envíale un mensaje de texto a un amigo y suplica que vaya por donde sea que estés como “sorpresa”. Una vez que llega, deja que juegue el papel del mal tercio. Muestra más interés por tu amigo que por lo que el tenga que decir. Des esta manera el entenderá que la cita ha llegado a su fin.

4. Comienza a hablar de planes a futuro y vuélvete pegadiza.

Si no quieres ser cruel y terminar la cita, haz que él lo haga por ti. Empieza hablar sobre el futuro, cuantos hijos quieres, donde quieres vivir, tu boda perfecta y hasta el destino de tu luna de miel. No hay nada peor que excederse en demasiado pronto. Los hombres rápidamente pedirán la factura y la cita terminará. 

¿Qué técnica utilizas para irte de una cita desastrosa? ¿Eres mejor que Houdini desapareciendo?

El Attelier Magazine 

Carrie

¿Quién es Carrie? esa mujer que todas llevamos dentro con un toque de humor, sarcasmo e ironía para darle alegría a nuestras vidas. ¡Ah! también es un poco picante ;)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.