Cuatro trucos para aplicar el colorete

Hoy en El Attelier os vamos a explicar cuatro trucos infalibles a la hora de aplicar el colorete correctamente. Así aportaremos el toque de luz perfecto a nuestro maquillaje sin parecernos a Heidi.

El colorete nos aporta ese toque de luz que imita a un brillo saludable en la piel. Muchas veces lo aplicamos  sin saber los beneficios que puede tener en nuestro look. No obstante, debemos hacer que vaya acorde con el labial y que ambos sean de un tono parecido para dar el efecto perfecto.

1.  Si lo que queremos es tener un maquillaje juvenil y refrescante, deberemos optar por el rosa. Si es un tono fuerte debemos difuminarlo bien y aplicarlo desde la sien hasta la mejilla para evitar que todo el pigmento caiga sobre nuestro pómulo. Si es un tono muy suave podemos aplicarlo en suaves círculos y terminar dando un brochazo ascendente.

2. El colorete también sirve para contornear el rostro. Pero para ello necesitaremos un tono más marrón y debemos aplicarlo en las zonas de hueso. En la parte frontal de la frente, en las sienes, debajo de nuestro pómulo y en los laterales de la barbilla. Si queremos aportar luminosidad podemos coger un colorete con brillo, sino, optaremos por el mate.

3.  Si estás bronceada opta por los tonos melocotón o anaranjados. Te encantará la luz que dejará en tu rostro. Deberás aplicarlos después de una prebase y unos polvos de sol. Olvídate de maquillaje y deja que el colorete hable solo. Eso si, esta vez aplícatelo en las mejillas, en la punta de la nariz, en el centro de la frente y sutilmente si es mate en la barbilla. (Si es graso, no lo aplique bajo la boca).

4.Si tu piel es madura apuesta por el temido rojo. Tanto en colorete como en el labial. El colorete da una jugosidad a la piel increíble, pero deberemos tener cuidado y difuminarlo bien desde la sien hasta la mejilla y con la brocha semi limpia dar alguna pasada muy sutil por la frente y la nariz. Se tiene que fundir muy bien con la piel para dar el efecto deseado. Queremos que quede como un sonrojado fuerte pero delicado, no parecer un tomate.

Según los tipos de pieles nos conviene usar distintos de colorete. Por ejemplo, las pieles secas necesitan un colorete en crema y por el contrario la piel grasa, en polvo. De esta forma, conseguiremos que nos dure mucho más el efecto y no nos arruine nuestro look aportando grasa o marcando las líneas de expresión.

 

El Attelier Magazine
Fotografías. CosmoHispano. Pinterest

 

 

Silvia Fernández

Apasionada de la belleza, estudié quiromasaje y estética metiéndome de lleno en el mundo del maquillaje y la caracterización, sin olvidar la peluquería. Trabajo como consultora de Mary Kay y El Attelier, es mi forma de contaros lo que se sobre el cuidado personal. Aprendiz de la vida con ganas imparables de saborear cada bombón que hay en esta caja, llamada mundo. @SilviiaFdez

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.