Abdominales hipopresivos: así son los y así se hacen

Las mujeres estamos siempre buscando la forma de mantener nuestro vientre plano y poder lucir los mejores bikinis o los vestido más espectaculares. Pero nuestro organismo está preparado para que acumulemos grasa abdominal y así protegernos a nosotras y a nuestros futuros hijos. Lo primero que hay que hacer para conseguir un vientre plano es eliminar la grasa. Para conseguirlo un 80 por ciento es la alimentación que tengamos, un 10 la genética y otro 10 el ejercicio que hagamos. En este último punto, los abdominales hipopresivos son lo mejor que podemos hacer.

Una técnica que nos ayuda no solo a endurecer, tonificar y dar forma a nuestro core, sino a mantener la fuerza y tensión del suelo pélvico, uno de los mayores problemas de las mujeres. Hoy vas a descubrir 5 movimientos que debes incluir en tu rutina para conseguir ese vientre plano que tanto deseas. Pero antes de comenzar, lo mejor es que consultes con un profesional. Los abdominales hipopresivos deben realizarse con mucha cautela y con unas pautas correctas y siempre es mejor estar supervisado por un experto.

Los hipopresivos y su especialidad

Hay algo que debes tener en cuenta antes de comenzar:

  • La espalda debe estar lo más estirada posible.
  • Cuando los movimientos así lo indiquen, trata de tocar el pecho con la barbilla.
  • De esta manera la espalda se mantendrá recta
  • Las respiraciones que debes hacer mejor que sean profundas. Debes llenar los pulmones al menos durante 10 segundos.
  • La característica principal es meter el estómago hacia dentro. De esta forma los abdominales se contraen.

El Attelier Hipopresivos

 

Comienza de pie, con las piernas en paralelo separadas con la longitud de las caderas. Flexionar las rodillas y coloca las manos sobre ellas para apoyarte. Con la barbilla toca el pecho y deja todo el peso sobre los pies. Ahora respira profundamente y aguanta durante 10 segundos. El estómago hacia dentro. Libera lentamente soltando el estómago. Repite tres veces.

Para el segundo ejercicio vas a colocarte en una esterilla sujetándote con los antebrazos y la punta de los pies. Mantén la espalda recta en posición de plancha. Los codos perfectamente colocado bajo los hombros. Mantente en esta posición todo el tiempo que puedas. Si es necesario haz varias rondas descansando entre ellas.
El Attelier Hipopresivos
Es hora de ir a por tu tercer ejercicio. Sentada sobre la esterilla, piernas cruzadas, espalda recta y manos en las caderas. Ahora es el momento de mantenerte recta y repetir las respiraciones del principio. De nuevo, repite tres veces.

Antes de acabar te colocarás tumbada sobre tu espalda, manteniéndola en todo momento sobre el suelo. Flexional las rodillas, apoya los pies sobre los talones y coloca las manos en las caderas. Lleva la barbilla hace del pecho y estira la espalda. Aguanta la respiración de nuevo, como en los anteriores. 10 segundos y suelta. Las series de tres serán tu comienzo.
El Attelier Hipopresivos
Y lista ya para terminar, ponte en pie y separa los tobillos, presiona con ellos en la esterilla. Con las palmas de las manos hacia fuera, lleva los brazos hacia atrás tratando de que tus dos dedos índices se aproximen. El ombligo es tu eje de gravedad y debes inclinarlo levemente para comenzar con las respiraciones. La cabeza en ningún momento puede estar hacia abajo. Es el momento de soltar el aire que has retenido.

Este verano olvídate de los abdominales tradicionales y pásate a la revolución de los hipopresivos.

El Attelier Magazine

Fotos: Pinterest

Ana Jurado

Soy una apasionada de la moda, de la literatura y de todo lo que significa crear. Tengo un blog del que intento aprender todo lo que puedo de la moda y de la belleza para ponerlo en práctica y enseñárselo a todo el mundo. Siempre activa, el ejercicio es otra de mis pasiones. Y eso es lo que haré en El Attelier, aprender mucho para contároslo todo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.