Un vestido satinado y 6 formas de combinarlo

Como combinar un vestido satinado

El vestido satinado se ha convertido en una tendencia absoluta en estas últimas temporadas, seguro que guardas alguno en tu armario y si no es así deberías hacerte con uno de ellos ya que es fácil de combinar y puedes utilizarlo en ocasiones diferentes, ¡según tu estilo!

En este artículo encontramos cómo combinar la tendencia del vestido satinado para diferentes ocasiones y que cada look sea todo un éxito. Hay que sacarle partido a prendas que tenemos en el armario y utilizamos pocas veces.

1. Con deportivas

Vestido lencero y converses
Lucía Rivera con vestido lencero y Converse

Cada vez son más las veces que hacemos combinaciones de prendas arregladas con deportivas, el estilo casual chic que tanto nos gusta. En este caso un look compuesto por un  vestido satinado y unas deportivas da el resultado de ir arreglada pero a la vez informal y por supuesto muy cómoda. Una de las cosas que más nos gusta de este look de vestido lencero y zapatillas es que no necesitamos nada más, podemos decir que los accesorios sobran en esta opción. Cuando conseguimos que la sencillez sea la protagonista de un look con mucho estilo, sabemos que llevamos un outfit ganador.

2. Para un evento

Vestido satinado para un evento
Rocío Osorno con vestido satinado para un evento

Una de las versiones más acertada es utilizar el vestido de satén para cualquier ocasión o evento, este tipo de vestidos a simple vista aportan elegancia y completar el look con unas sandalias de tacón y un bolso de mano hace que tengamos un resultado estiloso. De este tipo de vestido, destacamos que su corte midi y, por lo general, aberturas ayudan a que el calzado se luzca mucho. Deslumbra con unos taconazos que aportarán ese aire sofisticado de lujo. ¿Quién dijo que el look de invitada requiere de un quebradero de cabeza buscando el vestido ideal? 

3. Con sudadera

Vestido satinado con sudadera
Vestido satinado con sudadera

Esta combinación tiene un rollazo y con el resultado de un outfit atrevido. Utilizar una prenda tan simple como una sudadera convierte el vestido lencero en una prenda diferente, ya que pasa a un segundo plano en forma de falda. Puedes completar el look con unas zapatillas deportivas y seguir con la misma onda sporty. O, puedes romper con lo deportivo e ir por otro tipo de calzado más formal como unas sandalias, por ejemplo. En fin, con lo que sea que elijas para los pies, esta combinación nos encanta. Porque un lencero con una cazadora, sí. OK, lo conocemos y nos gusta pero ese look ya lo tenemos muy claro. Por eso, te proponemos que salgas de la apuesta asegurada.

4. Con cinturón

Vestido satinado y cinturón
Vestido combinado con cinturón

Añadir un cinturón a tu outfit con vestido lencero puede dar un toque elegante. Los cinturones pueden ser el aliado perfecto para tu slipdress. Quieres marcar tu cintura, cinturón. Quieres cortar el color, cinturón en otro tono. Puedes combinarlo con unos botines, es un look  perfecto para salir a tomar algo.

5. Vestido satinado camiseta de manga corta

Vestido satinado con camiseta de manga corta
Vestido de satén con básica de manga corta

Una camiseta básica de color blanco o negro se encuentra en todos nuestros armarios. Una buena idea es añadirla debajo de nuestro vestido, tiene como resultado un look más informal y que puedes utilizar para tu día a día. Esta tendencia que venimos viendo en todos los blogs de moda hace años, ha llegado para quedarse. Es que, si lo pensamos, tiene un lado muy funcional. Se puede aplacar el toque sexi del marcado escote de este vestido con tan solo agregarle una camiseta que todas tenemos. Y si el tiempo está un poco más frío y prefieres algo manga larga, una camisa también funciona a la perfección.

6. Vestido satinado con una gabardina

Vestido satinado con gabardina
Vestido lencero con gabardina y zapato plano

Podemos utilizar nuestro vestido lencero favorito del verano también en la temporada de otoño. ¿Cómo? Añadiendo una gabardina que es tendencia esta temporada y acompañando con un mule plano. En fin, estamos combinando un clásico lencero con uno de los básicos más básicos del entretiempo: la gabardina. El resultado es un look para nuestro día a día sin dejar atrás el estilo. Y si decimos esta palabra, una de las formas de llevarla que es una declaración de estilo es sobre los hombros como si fuera una capa.

Podríamos seguir combinando el vestido satinado pero seguro que quieres ir corriendo a tu armario y probar tu vestido con alguna de estas prendas. ¿Cierto? El slipdress: un solo vestido como respuesta a todas las situaciones de estilismo.

El Attelier Magazine

TE RECOMENDAMOS

Suscríbete a la Newsletter

.