Protege tu piel del sol este y todos los veranos

Ya sea que pasemos nuestras merecidas vacaciones en la playa, refrescándonos en piscinas, cerca de un rio, e incluso simplemente cuando salimos a pasear en verano por un parque urbano, se hace necesario protegerse del sol, que al igual que es el gran benefactor de nuestro planeta también es un gran enemigo de nuestra piel.

Para evitar contratiempos como el envejecimiento acelerado de la piel, distintos tipos de alergias, manchas e incluso cáncer, tan solo tenemos que seguir una serie de recomendaciones y utilizar productos adecuados.

Consejos para protegerse del sol

El primer consejo no se refiere a la protección que debemos usar, de la que hablaremos más adelante, sino más bien de todo lo contrario, de aquellos productos que debemos evitar. Y es que igual de importante que usar un buen protector es no ponerse un producto inapropiado, que es cualquiera que lleve alcohol o perfume, como los desodorantes o colonias. Estos productos, a los que no prestamos demasiada atención, pueden hacer que por efecto del sol nos aparezcan manchas oscuras sobre la piel.

En segundo lugar, antes de exponerse al sol la piel debe estar limpia, hidratada y sin restos de maquillaje y, en tercer lugar, debemos usar una protección solar alta o muy alta. Un producto estrella es la alta protección con Heliocare 360º Water Gel, que además de ofrecernos una protección muy alta frente a los rayos UVB, UVA, IRA, nos nutre e hidrata la piel.

Otras de las ventajas de este protector es que es resistente al agua y, además, no pica en los ojos, por lo que no tendrás de que preocuparte si te bañas o si practicas deporte, y te tocas los ojos para secarte el agua o el sudor.

Para hacer una buena elección de productos de protección solarvisita la gama de productos Heliocare, y es que, esta popular marca ofrece el más extenso catálogo para el cuidado de la piel en verano. El cuarto consejo va relacionado con el buen uso de los protectores solares, ya que estos deben aplicarse como mínimo 30 minutos antes de la exposición solar y siempre sobre la piel perfectamente seca. Así mismo, y aunque los productos sean resistentes al agua, conviene repetir la aplicación después del baño o una sudoración excesiva, para volver a poner una cantidad suficiente.

Recuerda también no utilizar cremas y protectores solares de un año a otro, pues podrían haber perdido efectividad y que su índice de protección no sea el que se indica en el producto, debemos tener en cuenta en todo momento que hay zonas del cuerpo que requieren especial cuidado, como la cara, el cuello, el escote, las orejas que son más sensibles al sol, así como zonas que habitualmente llevamos cubiertas , como el empeine del pie y que se quema con facilidad.

Cómo tomar el sol

No solo es importante llevar estas medidas a cabo y usar protectores solares adecuados, sino que debemos tener en cuenta algunas acciones en cuanto a nuestro comportamiento. En primer lugar, las exposiciones solares deben ser progresivas, nada de pasarnos el primer día de vacaciones varias horas tumbados al sol en la toalla.

Es también importante durante todo el verano evitar las peores horas de sol, que son entre las 12 y las 16 horas, cuando los rayos solares inciden con más agresividad sobre nuestra piel, en caso de estar expuestos, aumentar la protección.

No podemos olvidarnos del cuidado de nuestros ojos, en este sentido, además de la crema protectora para el contorno, es conveniente usar gafas de sol que cuiden de nuestra vista, por lo que la calidad de las mismas es importante, también es conveniente usar gorras o sombreros para protegernos la cabeza.

El pelo es otro de los grandes sufridores por el sol, así que, si quieres protegerlo y mantenerlo sano, además del uso de sombreros, gorras o pañuelos, también te recomendamos una nutrición extra con un buen acondicionador o mascarilla, así como productos que lleven algún tipo de filtro solar. Intenta sobre todo que no esté expuesto a los rayos solares mientras permanece mojado, pues los rayos solares inciden con más fuerza cuando está en este estado.

Otras precauciones adicionales

Lejos de lo que podemos pensar, no basta con seguir estas recomendaciones al pie de la letras, pues el cuidado de nuestra piel de los efectos del sol no termina cuando llegamos a casa,  sino que después de una exposición al astro rey, debemos mimar nuestra piel que se encontrará reseca, por agentes como el aire, el cloro o la sal, tomando una ducha y proporcionándole un extra de hidratación con alguna crema o aceite que también nos refresque. Nuestra piel nos lo agradecerá no solo a largo plazo, ya que la sensación de bienestar será inmediata.

Por último, no olvides que la alimentación puede ser un gran aliado para evitar los efectos negativos del sol sobre nuestra piel y evitar su envejecimiento prematuro.  No olvides incluir en tu dieta verdura, fruta fresca, cereales con muchas fibra y antioxidantes.

El Attelier Magazine

Redacción El Attelier

Magazine digital de moda, belleza, tendencias y lifestyle. El lugar en el que los Nuevos Talentos tienen prioridad. Más cool que ayer pero menos que mañana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.