El diseño de cejas y los tips que debemos apuntar para hacerlo desde casa

El mundo de la belleza ha dado paso a tratamientos innovadores para una zona del rostro que la teníamos en segundo plano. El microblading y la micropigmentación están destinadas para el diseño de las cejas. Existen muchos factores que debemos de tener en cuenta a la hora de trabajarlos. Antes de nada, habría que responder a una pregunta muy sencilla…

¿Qué diferencia hay entre el microblading y la micropigmentación?

Micropigmentación de cejas | Foto: Pinterest.
Micropigmentación de cejas | Foto: Pinterest.

Aunque ambos tratamientos sirvan para el diseño de las cejas, son distintas la una con la otra. Con la micropigmentación, se hace un trabajo de difuminado en toda la ceja dando lugar a un resultado más natural. Además, es un tratamiento que es permanente y que dura de 18 a 24 meses. El material con el que se trabaja es una aguja para darle forma.

En cuanto al microblading, la ceja se trabaja pelo a pelo y es un tratamiento semipermanente, en el que los resultados duran de 12 a 18 meses. El utensilio para realizar esta técnica es una pluma de metal.

En resumen, estas dos técnicas se han solicitado mucho a lo largo de estos años. Basta con ver los resultados. Sin embargo, hay que cuidar bien la ceja y trabajarla con pigmentos hipoalergénicos,  es decir, pigmentos que no produzcan reacciones alérgicas a la piel.

Foto: Pinterest.
Foto: Pinterest.

Tips para diseñar tus cejas desde casa

Aunque el confinamiento haya obligado a los establecimientos de belleza cerrar y quedarnos en nuestras casas, podemos aprender a diseñar nuestras cejas o conocer qué formas o colores quedan mejor para nuestra cara.

Según la experta en micropigmentación y microblading, Mónica Aránguez, están los tonos cálidos y los fríos y estos son los factores que debemos de tener en cuenta para saberlo:

  1. La cara, que tiene que estar desmaquillada completamente.
  2. El color de tus ojos.
  3. El tono de la piel.
Kylie Jenner | Foto: Pinterest.
Kylie Jenner | Foto: Pinterest.

Una vez que conozcamos los tonos adecuados, es hora de trabajar nuestras cejas. Para ello, tenemos que usar un lápiz y apuntar tres zonas: el lagrimal, el punto alto y el final de la ceja. Un truco que hace Mónica Aránguez es bordear la ceja con un corrector para que el efecto quede más natural.

Si ya tienes estos trucos apuntados, ponte un día delante del espejo y experimenta. ¡Nunca es tarde para conocer cosas nuevas! 

El Attelier Magazine

Alejandra González

Murciana de nacimiento y madrileña de adopción. Periodista apasionada por la moda, la belleza y la comunicación. Aprender todos los días algo nuevo es otra de mis aficiones. Y compartirlas, también. IG: @ALEXGOONZALEZ13

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.