Top 10 piscinas naturales para disfrutar este verano

TOP 10 piscinas naturales en España

Para encabezar la lista hemos elegido El Charco Azul, situado en las El Hierro (Islas Canarias), entre la Playa Blanca y Las Salinas de Janubio. Se trata de diferentes charcas de aguas cristalinas y saladas. Este impresionante enclave virgen, de fácil acceso a pie, es un claro ejemplo del espíritu volcánico de las islas. 

Fuente: Turismo de Canarias

En Bolbaite (Valencia) encontramos el Paraje del río Sellent, que divide la localidad en dos, El Lugar y La Peña. Se trata de un paraje mágico acondicionado para los visitantes que quieran disfrutar de un día en familia o con amigos. 

Para aquellos que prefieran unas instalaciones menos salvajes, el Parque Marítimo de Ceuta es la opción perfecta para pasar el día. Obra del famoso arquitecto César Manrique, se trata de un conjunto de tres piscinas de agua salada. El complejo cuenta con una amplia oferta de restauración, zona solárium y unas impresionantes vistas al mar. 

En Alicante destaca la piscina natural de Fuentes del Algar o Les Fonts de l’Algar. A 15 km de Benidorm y a 3 km de Callosa d’en Sarriá. Esta Zona Húmeda protegida cuenta con varios servicios turísticos tales como programas de educación medioambiental, rutas, baños y paseos por todo el terreno. 

Las piscinas naturales abundan especialmente en el archipiélago canario. El Caletón, en Garachico (Tenerife) es una de las visitas obligadas de la isla. Creado frente al océano por lava solidificada en el año 1706, este paraje es uno de los favoritos para darse un chapuzón entre rocas.

No sabrás cuál elegir

Fontcalda, en Tarragona, es uno de los secretos más antiguos de Cataluña. Estas pozas naturales escondidas entre la Sierra de Pàndols y la Serra de Cavalls deben su nombre a la fuente de agua cálida del río Canaletes. Gracias a su apariencia de estar excavado en la propia roca, este centro termal fue punto de peregrinaje a mediados del siglo XIX.

Entre la costa de Llanes y Ribadesella se encuentra la pequeña Gulpiyuri (Asturias). Rodeada por verdes prados, esta playa de interior fue nombrada Monumento Natural en 2001 por su belleza. Mide unos escasos 40 metros de longitud y el agua del mar llega hasta ella a través de un túnel situado entre las rocas. Es, sin duda, una de las piscinas naturales más vírgenes de nuestra lista.

A pesar de que el País Vasco tiene playas extraordinarias, también merece la pena visitar alguna de sus otras alternativas. La Poza de Usako en Oñati (Gipuzkoa), es un paraje natural que forma el río Aránzazu al pasar por la localidad. El área está completamente acondicionada para los bañistas y cuenta con casi cuatro metros de profundidad.

Aunque Madrid sea famosa por no tener playa, eso no significa que no cuente con  su propia zona de recreo para los meses más calurosos del año. Las Presillas es un conjunto de tres piscinas naturales de Rascafría, en el Valle de El Paular. Ideal para refrescarse en verano, este punto de la geografía madrileña está perfectamente acondicionado para disfrutar de un día lejos del calor de la ciudad.

Por último, y para los más aventureros, tenemos Las Chorreras de Enguídamos en Cuenca. Llenas de rápidos, cascadas, pequeñas pozas y gargantas de aguas cristalinas, este punto del río Cabriel se ha hecho muy popular en los últimos años. Además, en junio de 2019, consiguió ser declarado como Monumento Natural y Reserva de la Biosfera. Todo un must en nuestra lista.

Con esta selección de Top 10 piscinas naturales, este verano no tienes excusa para no hacer una pequeña escapada. ¿Cuál es tu favorita?

El Attelier Magazine

Marina Peñalver Asins

Onírica y textual. Satine en Moulin Rouge y Sybil en Downton Abbey. Escribo y cuento historias de vez en cuando. Puedes encontrarme aquí y en @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.