Prendas con historia: Stilettos

stilettos

Los stilettos (daga o estilete en Italiano) son esos zapatos de tacón de aguja alto y delagado, un símbolo de sensualidad y considerados piezas de gran poder e incluso coleccionismo. Los stilettos son los zapatos favoritos de cualquier mujer, los más sofisticados, los que más estilizan y también los más dolorosos.

<b>Prendas con historia:</b> Stilettos stilettos

Sin embargo, ¿Cuál es su origen? Aquí hacemos un repaso a la historia de estos zapatos tan característicos de los que hay muchas fans, así como muchas detractoras, ¿por qué será?

Stilettos

Para empezar a contar la historia de estos icónicos zapatos nos remontamos hasta unos cuantos eones atrás. La obsesión de hombres y mujeres por parecer más altos no es algo nuevo, es una persecución del ser humano casi tan antigua como las civilizaciones. Griegos y romanos ya utilizaron calzado que les elevava del suelo gracias a una cuña de corcho o madera.

En regiones montañosas de España también existieron los llamados “zuecos”, considerados zapatos de seguridad para climas húmedos y tierras embarradas.

Así, con el paso de los siglos, aparecieron los “chapines”, (nombre nacido de su sonido al andar, “chap, chap, chap“) unos zapatos de suela alta que se popularizaron entre la alta sociedad española y que empezaron a contemplar la altura ya no como una necesidad, sino con un fin estético.

Estos exagerados zapatos se remontan al siglo XIII. Con el tiempo la pieza empieza a ornamentarse y estilizarse hasta alcanzar grados de verdadera extravagancia. La Iglesia hasta intentó prohibirlos, pues alegaban que hacía a las mujeres caminar de forma “deshonrosa” contoneando sus caderas y derrochando feminidad.

025e598a-82b2-11df-acc7-002185ce6064_118

Es por esto que los tacones siempre han estado relacionados con la sensualidad y el erotismo, y los stilettos no iban a ser menos.

En el siglo XVI hombres y mujeres llevaban tacones en Europa. Fue una moda muy extendida incluso entre la realeza, el rey Luis XIV de Francia lucía en sus imponentes retratos unos zapatos de tacón rojos, los cuales prohibió para el resto del mundo, exceptuando a su corte. Una auténtica “diva” que quiso convertir estos zapatos en emblema de poder y privilegio. Con el tiempo los hombres dejaron de llevarlos, mientras que las mujeres jamás lo sacamos de nuestros armarios.

<b>Prendas con historia:</b> Stilettos stilettos

Stilettos, piezas de ingeniería

Cuando se habla de las grandes obras de ingeniería de la humanidad nuestra mente se va a cosas tan grandes como una catedral, Nueva York, los puentes… ¿Y qué pasa con los tacones? Los stilettos son obras de arquitectura construidas sobre una barra de metal en su interior, como la columna de un templo, de forma que puedan soportar todo nuestro peso.

Roger Vivier dior 1956

Salvatore Ferragamo fue el inventor de tal pieza en los años 50. Estudió anatomía e ingeniería antes de abrir una tienda en Las Palmas Boulevard, donde pronto sus zapatos despertaron el interés de todas las estrellas de Hollywood. En 1956 esos tacones de 4 pulgadas fueron utilizados por la mismísima Marilyn Monroe en la película “Bus stop”, una cinta que fue aclamada por la crítica y la convirtió en la figura más reconocida de EEUU.

Así los Stilettos de Ferragamo se convirtieron en una declaración: ” soy una mujer tengo confianza en mí misma, tengo éxito y además soy sexy”.

<b>Prendas con historia:</b> Stilettos stilettos

Roger Vivier reconfiguró el stiletto para acompañar la ropa diseñada por Christian Dior. Otros diseñadores famosos como Manolo Blahnik, Christian Louboutin o Jimmy Choo marcaron el camino de los tacones extra altos. En los 90, “Sexo en Nueva York” los puso de nuevo en el foco cuando atracan a Carrie y esta responde: “Señor, por favor. Puede coger mi Fendi baguette, puede coger mi anillo y mi reloj, pero no me coja mis Manolo Blahnik”.

9acb5b16ad16b9a205e758f8a4078699

Christian Louboutin incorporó la suela roja brillante en sus stilettos, lo que se ha convertido en su firma. Desde Chanel hasta Alexander McQueen, muchísimos diseñadores han traído sus propias versiones de los Stilettos y siguen siendo un elemento básico en las pasarelas.

“Una mujer con buenos zapatos nunca es fea” le gustaba decir Coco Chanel. Actualmente, el zapato de aguja sigue formando parte de nuestros armarios y simboliza mucho más que moda y feminidad, es sinónimo de fuerza y poder.

Temporada tras temporada vemos un par de estos zapatos que nos dejan con la boca abierta y no podemos dejar en la tienda. Nos imaginamos luciéndolos en las mejores ocasiones, con los vestidos más increíbles, pero la verdad es que lo mejor llega al volver a casa: al quitarte esos altísimos zapatos después de un gran día, ¡valiente!

<b>Prendas con historia:</b> Stilettos stilettos

El Attelier Magazine

 

TE RECOMENDAMOS

Suscríbete a la Newsletter

.