Cómo mantener tu neceser limpio

A veces mantener nuestro neceser limpio parece imposible. Entre que tenemos de todo y casi siempre todo revuelto, es una odisea. Eso sin contar las prisas con las que nos maquillamos. Pero nada es imposible y siguiendo unos sencillos trucos conseguiremos el orden y la armonía que nuestro neceser necesita.

  1. La limpieza en nuestro neceser es primordial. Todo lo que guardamos va directamente al rostro y podemos tener cualquier tipo de alergia o infección por un descuido. Las bacterias crecen en tus productos a un ritmo acelerado y hay infinidad de productos que nos hacen mucho mas fácil la tarea de limpiar todo.
  2. Conviene limpiar todas las brochas, pinceles, esponjas y aplicadores después de cada uso, para mantener nuestro neceser limpio. Con las prisas a veces es una tarea que no podemos hacer, pero procura hacerlo al menos una vez a la semana para evitar la acumulación de suciedad en los pinceles que luego van a tu cara.
  3.  Prueba con un spray especifico para brochas y pinceles, de esta manera eliminamos muchas mas bacterias. Aplica unas cuantas gotas en un papel o incluso la palma de la mano y suavemente y en círculos mueve la brocha.  Hay personas que usan producto de lavavajillas para asegurarse de que quitan todo tipo de aceites y grasas. Si lo haces con lavavajillas, pon agua tibia en un bol con el producto, moja la brocha y haz el ejercicio de los movimientos circulares y ascendentes.

  1.  Después pasa a limpiar tu brocha con agua tibia y jabón neutro. No frotes la brocha y repite el mismo movimiento anterior. Así, nos aseguramos de que quede bien limpia.
  2. Enjuaga adecuadamente con agua tibia. Siempre en dirección al pelo para evitar que se abran y si la pones boca abajo mucho mejor.
  3. Sécalas. Si te corre mucha prisa usarlas, las puedes secar al sol en una cajita con papel absorbente  hasta que se sequen por completo. En cualquier caso, la mejor forma es dejarlas reposar durante toda la tarde.

  1. A las sombras, labiales, maquillajes, siempre conviene quitarles los restos después de cada aplicación para evitar que se acumulen pigmentos.
  2. Aunque tus amigas son lo primero para tí, es mejor que cada una use sus brochas y esponjas. Los gérmenes están deseando ir de piel en piel infectando todo a su paso. Si no tienes a mano un spray limpiador, utiliza un kleenex para limpiar el producto.
  3. Tu bolsa de aseo también tiene que estar limpia. Si es de tela, no hay problema en meterlo en la lavadora. Si es de plástico, límpialo a menudo con un paño húmedo. Intenta siempre mantenerlo en un lugar seco y oscuro. De esta manera conservarás mejor lo que hay en su interior y siempre tendrás el neceser limpio.

Toma nota y mantén tu neceser limpio todos los días.

El Attelier Magazine

Silvia Fernández

Apasionada de la belleza, estudié quiromasaje y estética metiéndome de lleno en el mundo del maquillaje y la caracterización, sin olvidar la peluquería. Trabajo como consultora de Mary Kay y El Attelier, es mi forma de contaros lo que se sobre el cuidado personal. Aprendiz de la vida con ganas imparables de saborear cada bombón que hay en esta caja, llamada mundo. @SilviiaFdez

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.