¿Por qué es importante crear un buen hábito de higiene íntima?

Hace unos años hablar sobre salud vaginal era un acto casi clandestino reservado a madres y mejores amigas. Afortunadamente, hoy en día es más fácil acceder a información y productos de calidad. Incorporar un hábito de higiene íntima a nuestra rutina comienza por conocer nuestro cuerpo y cómo cuidarlo.

Higiene íntima: consejo de experto

Médicos y farmacéuticos tienen claro el primer paso a seguir cuando hablamos de este tema: no lavar la zona más de lo necesario y hacerlo siempre con un producto específico. Ahora que el verano ya está aquí, el calor y el sudor pueden hacer que nos duchemos más de lo habitual. Sin embargo, según la OMS, lo ideal es hacerlo una vez al día, siempre a la misma hora y limitando el tiempo a no más de cinco minutos. En el caso de acudir al gimnasio o realizar ejercicio físico, podemos añadir una sesión más a nuestra rutina de cuidado.

Aunque todas sabemos que el agua moja, esto no es sinónimo de limpieza. La doctora Melodie Rodríguez asegura que “es fundamental utilizar jabones específicos que no desregulen el pH”, así como lavar solo las partes externas y evitar las duchas vaginales. “Se trata de una zona húmeda con muchas bacterias que funcionan de manera estructurada y precisa. Hay factores como el sudor, el movimiento o el tipo de ropa que utilizamos que puede provocar un desajuste“.

Desde Chilly, expertos en el cuidado de la zona vaginal, recomiendan utilizar ropa interior de algodón y evitar los tejidos sintéticos, ya que estos dificultan la transpiración. Además, si eres asidua a la depilación, es importante prestarle más atención al dejarla desprotegida. El vello es una barrera natural, por lo que si la eliminamos, estamos más expuestas a bacterias exógenas. En el mercado existe una gran variedad de productos específicos según tus necesidades y estilo de vida. Aun así, si nunca has usado un gel de higiene íntima, es recomendable empezar por uno que sea lo más suave posible.




Chilly Pharma Sensitive. PVP: 7.99 €.

¿Y durante la menstruación?

La doctora Rodríguez nos comenta que “existe una tendencia a lavarse más cuando tenemos la menstruación. No obstante, lo mejor sigue siendo hacerlo una vez al día. Es recomendable secarse con toallas de un solo uso o papel higiénico, nunca con toallas que ya estén húmedas”. En cuanto a la elección entre tampones, compresas o copa menstrual, “lo importante es utilizar un método con el que nos sintamos a gusto. Eso sí, hay que tener cuidado con aquellas compresas que neutralizan el olor porque puede significar que contienen agentes irritantes”.

Prescinde siempre de esponjas y otros productos agresivos para la piel, tus manos son más que suficiente para llevar a cabo una limpieza correcta. Además, si tienes cualquier duda sobre qué producto utilizar, puedes pedir consejo en tu farmacia. Lo importante es que incorpores un hábito de higiene íntima en tu rutina diaria.

El Attelier Magazine

Marina Peñalver

Onírica y textual. Satine en Moulin Rouge y Sybil en Downton Abbey. Escribo y cuento historias de vez en cuando. Puedes encontrarme aquí y en @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.