Gratix, la app que da una segunda vida a lo que ya no se usa

La sociedad de consumo estimula a las personas a comprar bienes aunque no los necesiten. El resultado son hogares llenos de productos que no se utilizan y cuya producción y residuos implican un impacto negativo en el medio ambiente. Con el fin de promover un consumo responsable, apoyado en la reutilización y en la economía circular, llega Gratix, la aplicación móvil que permite dar una segunda vida a aquellos objetos que ya no se utilizan pero pueden ser útiles para otras personas, fomentando de este modo un cambio en los hábitos de consumo desde una perspectiva social, solidaria y sostenible.

Muchas personas se preocupan por el cambio climático y la injusticia social, pero no son capaces de trasponer estas preocupaciones a la práctica de su día a día y se dejan llevar por la fiebre consumista. Pero, ¿por qué comprar algo nuevo si podemos conseguirlo gratis, y además estamos evitando malgastar recursos? Con Gratix puedes regalar lo que no usas y pedir lo que necesitas, en un equilibrio de reciprocidad que, como una cadena de favores, permite que cada persona disponga de aquello que realmente le hace falta sin pagar por ello, evitando su impacto medioambiental y construyendo entre todos una sociedad más responsable”, sostiene José María García, CEO y fundador de Gratix.

La app, disponible para iOS y Android, pretende ir más allá de otras propuestas de compraventa de productos de segunda mano, e incluso de otras apps pensadas para intercambiar objetos sin coste. En este caso, su objetivo es impulsar un cambio profundo en el estilo de vida de las personas que favorezca la transición de la sociedad de consumo a la sociedad más responsable. En definitiva, se trata de una app con propósito: cambiar el mundo a través del consumo responsable.

Gratix permite publicar productos en buen estado que ya no necesitas y que quieres regalar, y también crear tu lista de deseos con cosas que necesitas o te gustaría que te regalaran. Tú decides a quién le regalas tus cosas, e incluso con quién las compartes cuando las publicas: si sólo con tus amigos, con los grupos en los que participas o con toda la comunidad”, explica su fundador.

Para evitar un uso abusivo de la app por parte de personas cuya intención sea revender los productos, o simplemente beneficiarse de lo gratuito pero sin compartir la filosofía del proyecto, la app incluye un sistema de puntos. A medida que un usuario va publicando productos, haciendo regalos e incluso trayendo a nuevos miembros a la comunidad, va recibiendo puntos que a su vez le permitirán obtener regalos y conseguir sus deseos.

Además, el uso de Gratix genera un nivel de ‘karma’ para cada usuario, basado en el principio de que “cada vez que haces bien, mejoras tus opciones para que te ocurran cosas buenas”. Este karma facilita la presentación de cada usuario dentro de la comunidad, a la vez que le facilita la obtención de puntos.

“Recibir regalos nos hace felices, y regalar, aún más. Ser generoso produce felicidad, y con Gratix es posible cambiar bienes materiales por experiencias humanas irrepetibles, ayudando a quien realmente lo necesita y creando una corriente solidaria sin igual”

El Attelier Magazine

Luli Borroni

DIRECTORA

Comparto por escrito las cosas que más me gustan. Mis consejos de moda y estilismo, belleza y estilo de vida. Además, mis recomendaciones gastronómicas y recetas aquí y en @yummyluli. ¡Gracias por estar ahí! :)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.