5 ejercicios para que las futuras mamás hagan en casa

La “cuarentena”, técnicamente llamada puerperio, siempre ha estado asociada a la recuperación del parto y, aunque actualmente tiene otras implicaciones en nuestra vida cotidiana- confinamiento-, ambos son grandes momentos para prepararse para el parto o recuperarse del mismo. En este sentido, INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, propone una serie de actividades para que aquellas futuras madres puedan hacer ejercicio en casa y así tener la mejor condición física posible para el parto.

Por otro lado, cerca de la mitad de las españolas cree que el embarazo y el parto por vía vaginal pueden producir incontinencia urinaria permanente. Sin embargo, estos problemas pueden evitarse fácilmente si se entrena el suelo pélvico desde edades tempranas. Por esta razón, en estos momentos en los que acudir a un centro deportivo o al fisioterapeuta no es posible, la disciplina y las rutinas en casa son el aliado perfecto para tener un embarazo saludable.

Para flexibilizar los abductores

Haciendo una rutina diaria del siguiente ejercicio, se podrá ganar elasticidad y tener poca tensión muscular en las articulaciones de la pelvis, para no perder movilidad ni alargar la duración del parto.

La posición inicial del ejercicio es, la pierna izquierda de rodillas, mientras que la otra está flexionada apoyando la planta del pie en el suelo. Una de las manos deberá situarse en la pelota de pilates para ganar estabilidad y coordinación. Seguidamente mueve la pelvis con todo el peso del cuerpo hacia el lado izquierdo y vuelve a la posición inicial, repitiéndolo 20 veces para un lado y finalmente hacer el mismo movimiento para el otro lado.

Para prevenir los dolores lumbares 

Para aliviar la zona lumbar y ayudar al bebé a que se acomode en el canal del parto, el siguiente ejercicio será muy efectivo. Con las piernas y antebrazos separados apoyados en una colchoneta, mueve la pelvis de un lado hacia otro con movimientos suaves. Es aconsejable realizar esta actividad a diario durante 3 o 4 minutos.

Para ejercitar el suelo pélvico   

Practicar los ejercicios de Kegel es un hábito que se debería adquirir antes del embarazo y mantenerse siempre. Esta rutina sirve para fortalecer los músculos del suelo pélvico que ofrecen soporte al útero, la uretra, los intestinos y el ano.

Estos órganos pueden sufrir daños durante el embarazo y el parto y derivar en una incontinencia urinaria. Al trabajar esta zona con los ejercicios con la Rutina de Kegel Laselle de INTIMINA, son tres ejercitadores de distintos pesos (28g, 38g y 48g) que proporcionan la cantidad justa de resistencia, ayudará a mejorar la circulación, prevenir las hemorroides y a que las mujeres tengan mayor control de sus músculos durante el parto.

Y para aquellas que ya han dado a luz, más o menos a los seis meses, puede continuar practicando esta rutina con el dispositivo innovador KegelSmart, que cuenta con un programa guiado de ejercicios por vibración que indica cuándo se debe contraer y relajar los músculos. La rutina, de solo cinco minutos, es muy fácil de seguir y el dispositivo selecciona automáticamente el nivel, dependiendo de las condiciones fisiológicas de cada mujer.

Para mejorar la circulación

Tener una buena circulación sanguínea es importante no solo para la salud en general, si no para que flujo de sangre no desencadene en enfermedades vasculares.

Existen muchos ejercicios para mejorar la circulación de la madre, el que se propone es fácil y apto para todas. La posición inicial es de pie, con las piernas y la espalda recta, y con las manos en la cintura, levantando los talones del suelo durante un par de segundos durante 3 o 4 minutos.

Para la salud física y mental

Caminar, en general, es bueno para sentirse cómoda y saludable. Además, tiene la gran ventaja de que se puede practicar en todas partes. Mejora el ritmo cardiaco y fortalece los músculos. Aunque no se puedan dar largos paseos, caminar por la casa o por el jardín mientras se habla por videollamada o se escucha música, puede ayudar a que la futura mamá se encuentre bien antes y después de la actividad física. Un consejo es fijar un número de pasos mínimos en Google para que te ayude a mantener los músculos tonificados y flexibles.

“Tener una rutina de ejercicios diaria puede ayudar a las embarazadas a mantenerse en forma y a sentirse mejor. Incluir el suelo pélvico en la lista de ejercicios y zonas a cuidar es un acierto para todas las mujeres, pero especialmente si están embarazadas o planean ser mamás”

El Attelier Magazine

Luli Borroni

DIRECTORA

Comparto por escrito las cosas que más me gustan. Mis consejos de moda y estilismo, belleza y estilo de vida. Además, mis recomendaciones gastronómicas y recetas aquí y en @yummyluli. ¡Gracias por estar ahí! :)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.