Viajar con estilo: la bella y romántica Verona

La bella y romántica Verona es el punto de encuentro para los enamorados. Sí, como sabréis fue aquí donde William Shakespeare se inspiró en el trágico romance de Romeo y Julieta y el lugar que todos los románticos desean visitar.  La pequeña ciudad de la región de Lombardía recibe miles y miles de visitas al año, es, además Patrimonio de la Humanidad por el gran valor cultural que tiene, en el que incluye el Arena, un teatro romano, iglesias y puentes medievales.

Viajar con estilo: Verona

La Casa de Julieta es por excelencia el sitio más visitado. Cuenta la historia que allí vivió la hermosa dama y que cada noche, cuando se asomaba a lo alto de su balcón, allí estaba Romeo visitándola a escondidas.  

En la entrada hay una estatua en su honor que, según la tradición, cada visitante debe tocarle un pecho para que la buena suerte le acompañe. Además, para aquellos o aquellas que quieran escribirle una carta a Julieta (como en la película), podrán hacerlo ya que existe el Juliet Club, una organización que se dedica a responder las miles de cartas que llegan de personas desesperadas, heridas o encantadas por el amor.

Viajar con estilo: Verona

Viajar con estilo: Verona

Para ir de compras, la calle más comercial es la Via Guiseppe Mazzini, donde encontraréis desde tiendas como Louis Vuitton hasta Zara. Cerca está la Piazza Signori, caracterizada por su mercadillo, un lugar idóneo para adquirir souvenires del viaje y productos típicos de la zona.

Viajar con estilo: Verona

¿Qué y dónde comer en Verona?

En la gastronomía veronesa, como en el resto de las zonas de Italia, encontrarás pizza y pasta allá donde vayas. Pero en esta ciudad, el arroz está presente en una gran cantidad de platos, ya que se cultiva desde principios del siglo XVI. Entre sus especialidades destacan el risotto al Amarone, cocinado en vino tinto.

Si visitas Verona no puedes irte sin degustar los pescados del Lago di Garda y el “salami” de ajo.

Verona también destaca por su gran selección de vinos. Sobre todo la zona comprendida entre Verona y Trento, conocida como el “Alto Adagio”, donde se produce un vino blanco afrutado que es una auténtica delicia. En toda la ciudad hay innumerables donde hacer una parada para probar el famoso “Bianchetto”, una copa de vino blanco, acompañado de las ricas tapas de prosciutto, entre otras.

Una de las bodegas más antiguas de Verona y cuya visita es obligatoria si estás en la ciudad, es la Antica Bottega del Vino, con una colección de botellas de vino impresionante. Además tienen un menú delicioso y asequible.

Ya hemos hablado de paradas obligatorias, ahora vamos a hablar de los platos que no puedes dejar de probar una vez estés de turismo por Verona, ya que solo se pueden degustar allí, ¡y sería un error irse sin probarlos! Por eso también te vamos a recomendar los mejores sitios para hacerlo.

“Pastisada de caval”. Es el plato tradicional más apreciado. Carne de caballo macerada con vino tinto, zanahoria y cebolla, caracterizada por su lenta cocción, pudiendo durar hasta tres días. Se puede servir con polenta o incluso acompañando otro plato típico de Verona: los gnocchi de patata. Puedes probarla en: Al Calmiere 

“Risotto all’Amarone”. Un plato muy popular y sencillo que consiste un risotto tradicional que se riega con el vino más prestigioso de la región, el Amarone. Puedes probarlo en: Trattoria Pane e Vino 

“Renga” (arenques). Es el plato más típico de pescado en Verona. Se desalan en agua fría para después cocinarse en agua hirviendo o a la brasa. Se prepara con paciencia ya que se cortan en trozos y se dejan marinar en un recipiente con ajo, aceite de oliva y perejil durante al menos 40 días.Por último, se sirven con polenta. Pruébalo en: Bottega della Renga.

¿Dónde alojarse en Verona?

Encontrar alojamientos económicos es tarea fácil ya que tiene alojamientos de todos los presupuestos.  Sin duda, el mejor lugar donde alojarse es el centro histórico, ya que podrás disfrutar de las ruinas romanas y sobre todo, de la Arena de Verona, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es la zona más cara, pero vale la pena por la comodidad que te aporta estar cerca de los atractivos turísticos.

Dos buenos alojamientos en el centro histórico de Verona son:

Porta Nuova, situada al sur del centro histórico, es una zona agradable e interesante por su buena comunicación, ya que la estación de Verona Porta Nuova es la más importante de la ciudad. Una opción muy interesante si quieres visitar otra ciudad, como Venecia. Algunas alojamientos si tú elección es Puorta Nuova son:

Borgo Trento se encuentra al norte del centro histórico y es una zona muy bonita donde alojarse si lo que buscas es vivir una experiencia auténtica italiana entre los lugareños. Una opción cómoda, ya que la ciudad no es muy grande, donde encontrarás buenas opciones en cuanto calidad-precio como estás que te recomendamos a continuación:

Nuestra última recomendación es Borgo Milano, cuya distancia al centro es la misma que la anterior, unos 20 minutos a pie. ¡Así que si no encuentras nada más céntrico no hay ningún problema! Es bastante más económica que las anteriores zonas recomendadas. Algunos alojamientos en Borgo Milano:

Carolina Borroni

El Attelier Magazine

Redacción El Attelier

Magazine digital de moda, belleza, tendencias y lifestyle. El lugar en el que los Nuevos Talentos tienen prioridad. Más cool que ayer pero menos que mañana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.