Viajar con estilo: Verona

La bella y romántica Verona es el punto de encuentro para los enamorados. Sí, como sabréis fue aquí donde William Shakespeare se inspiró en el trágico romance de Romeo y Julieta y el lugar al que todos los románticos desean pisar.

La pequeña ciudad de la región de Lombardía recibe miles y miles de visitas al año, es, además Patrimonio de la Humanidad por el gran valor cultural que tiene, en el que incluye el Arena, un teatro romano, iglesias y puentes medievales.

Viajar con estilo: Verona

La Casa de Julieta es por excelencia el sitio más visitado y cuenta la historia que allí vivió la hermosa dama y que cada noche iba a su encuentro su querido Romeo desde lo alto del balcón, un lugar que se puede visitar fácilmente. 

En la entrada hay una estatua en su honor que, según la tradición, cada visitante debe tocarle un pecho para que la buena suerte le acompañe. Además, para aquellos o aquellas que quieran escribirle una carta a Julieta (como en la película), podrán hacerlo ya que existe el Juliet Club, una organización que se dedica a responder las miles de cartas que llegan de personas desesperadas, heridas o encantadas por el amor.

Viajar con estilo: Verona

Viajar con estilo: Verona

Para ir de compras, la calle más comercial es la Via Guiseppe Mazzini, donde encontraréis desde tiendas como Louis Vuitton hasta Zara. Cerca está la Piazza Signori, caracterizada por su mercadillo, un lugar idóneo para adquirir souvenires del viaje y productos típicos de la zona.

Viajar con estilo: Verona

Y para comer es muy importante que busquéis el lugar. Como en todos las ciudades del mundo, hay restaurantes atrapa ‘turistas’ que son bastante caros, en los que cobran el cubierto y es importante no acabar en ese tipo de restaurantes para poder empaparse de la comida típica. El Cappa Café es el lugar perfecto para probar la rica pasta a un precio económico y disfrutar del paisaje ya que está a orillas del río Adigio.

Viajar con estilo: Verona

No estaríamos en Italia sin probar su rico ‘gelato’ en La Romana. Estos postres son una tradición y notaréis la diferencia de sabor con los helados que soléis comer en España.

Y para bajar la comida, otro lugar que se tiene que visitar sí o sí en Verona es el mirador de la colina de San Pietro, pero para poder llegar a ver las impresioanntes vistas, hay que subir más de cien escalones. El esfuerzo merecerá la pena porque veréis toda la belleza del paisaje de Verona y volveréis a enamoraros una vez más de esta ciudad.

 Viajar con estilo: Verona

El Attelier Magazine

Redacción El Attelier

Magazine digital de moda, belleza, tendencias y lifestyle. El lugar en el que los Nuevos Talentos tienen prioridad. Más cool que ayer pero menos que mañana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.