¿Por qué nunca diremos adiós a Sonia Rykiel?

“Mi madre ha fallecido esta noche en París, en su casa, a las cinco de la madrugada como consecuencia de la enfermedad de Parkinson”, con esta nota Nathalie Rykiel, hija de la diseñadora anunciaba el pasado 26 de agosto la triste noticia a los medios de comunicación. Las despedidas siempre son duras, pero tenemos razones suficientes por las que nunca diremos adiós a Sonia Rykiel y es que su legado en el mundo de la moda, es y será eterno.

Mujer emprendedora

Escritora, decoradora, escaparatista…y también modista. Esta última profesión le llegó casi por casualidad pero es evidente que el talento de Sonia Rykiel era innato. Con 28 años, estando embarazada de su hija Nathalie, observó que la ropa premamá no era todo lo práctica y cómoda que ella quería por lo que decidió diseñar un jersey oversize conocido como ‘The poor boy sweater‘ (El jersey del niño pobre) y que más tarde se convertiría en una prenda icónica en la historia de la moda. La prenda en cuestión cautivó a sus amigas y Rykiel comenzó a venderla en la boutique que administraba junto a su marido. Poco a poco llegó a conquistar a las parisinas y de ahí, a la portada de la edición francesa de ELLE.

adios-sonia-rykiel-1

A partir de ese momento, Sonia Rykiel se puso manos a la obra con las agujas para seguir confeccionando prendas con su tejido fetiche- ese que marcó el éxito de su futuro profesional-tanto que la prensa la bautizó como ‘The Queen of Knits‘ (la reina del punto). “Me encanta el punto porque es muy mágico, se pueden hacer muchas cosas con un único hilo“, comentó en una ocasión la diseñadora.

adios-sonia-rykiel-2

Los años 70 la vieron despegar. En 1968, tras haberse divorciado de su marido y coincidiendo con las revueltas estudiantes del mayo francés, fundó su propia boutique en la calle Saint Germain de Prés de París, que rápidamente se convirtió en punto de referencia para las mujeres más modernas de la capital. Brigitte Bardot, Catherine Deneuve y Audrey Hepburn fueron algunas de sus clientas habituales, llegando esta última a encargar el mismo modelo de jersey hasta en 14 tonos diferentes.

Reina del punto

“Una mujer puede transmitir un erotismo fantástico cuando está desnuda…otra puede lograr lo mismo con un jersey de cuello vuelto”. Quizá sea esta la frase que mejor define la filosofía de la modista. Sí, ella es la responable de que el tricot sea considerado como algo cool. Las rayas, la silueta oversize, los pantalones anchos, los tejidos suaves, la manga raglán y una nueva paleta de colores vivos combinados con el negro conforman el ADN de su firma.

adios-sonia-rykiel-3

adios-sonia-rykiel-4
En su etapa parisina, Carrie Bradshaw lució un icónico diseño de Sonia Rykiel, fruto de la evolución del ‘poor boy sweater’.

Sus creaciones fueron evolucionando y la modista pasó de esbozar patrones de jerséis a diseñar accesorios, calzado e incluso perfumes. Más tarde llegó una colección para hombres, otra para niños, una colección cápsula para H&M y también vestidos de alfombra roja como el que lució Sienna Miller en el Festival de Cannes de 2015. Sonia Rykiel tenía talento para rato. Y para todo.

Liberadora femenina

Coco Chanel no fue la única diseñadora en priorizar la comodidad de las mujeres a la hora de crear una prenda. Sonia Rykiel acuñó el término démode-o deconstrucción de la moda- según el cual la ropa debe adaptarse a la silueta femenina y no al contrario. Y es que el poder femenino también ha de mostrarse en la moda; es la mujer la que tiene que llevar el vestido y no este a la mujer. El concepto démode se tradujo en trajes, faldas, pantalones, jerséis y todo tipo de prendas confeccionadas con tejidos fluidos y fáciles de llevar, manteniendo esa esencia francesa del sensual ‘je ne sais quoi’.

adios-sonia-rykiel-6

adios-sonia-rykiel-7

Sonia Rykiel ahora no está pero recordaremos no solo a la diseñadora sino a la mujer multidisciplinar que abogó por la libertad femenina. Nos deja el amor por el estampado a rayas, su gusto por el negro y los colores vibrantes, prendas icónicas, novelas y pequeñas apariciones en el cine como en Prêt-a-Porter (1994). Sonia ya no está pero su recuerdo seguirá vivo, sobre todo cuando vistamos un jersey de punto.

El Attelier Magazine

Imágenes: Le Monde, Etermagazine.com, S Moda, Pinterest, Yo Dona.

María Lorite

Estudiante de Periodismo, redactora de El Attelier y bloggera a tiempo completo. Siempre alerta de las nuevas tendencias pero sin olvidar que el estilo propio es clave. Me apasiona la moda, el arte y el cine. @marialorite_

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.