Prendas con historia: minifalda

La minifalda podría considerarse como uno de los iconos femeninos y sensuales por excelencia. Su origen en principio es algo desconcertante porque muchos diseñadores se atribuyen la creación de esta prenda, pero fue Mery Quant la modista que lanzó en una colección, en primavera-verano de 1964 donde la minifalda se convirtió en la pieza protagonista.

El-attelier-minifalda 1

De esta forma, la falda corta se ha conseguido ser una de las piezas más características del armario femenino y, aunque ya tenga 52 años, y siempre haya provocado polémicas, a día de hoy se ha convertido en un  símbolo de liberación sexual para las mujeres. El largo de estas faldas puede variar dependiendo de los diferentes modelos, pero para que se le denomine ‘mini’ debe estar por encima de las rodillas.

El-attelier-minifalda 3

“Una mujer es tan joven como su rodilla”, declaró Quant cuando diseñó esta prenda, en ese momento tenía 35 cm de longitud, pero iba haciendólas más cortas para así dar un golpe rebelde a la generación de la posguerra de la década de los 50. En una entrevista para la revista Vogue británica, la diseñadora recordó que los hombres de negocios golpeaban la vitrina de su tienda Bazaar de Kong’s Road de Londres diciendo que era obsecena y desagradable. Asimismo, muchos diseñadores conservadores tampoco estaban a favor del uso de la minifalda como por ejemplo Coco Chanel, quien declaró que la minifalda era una pieza “sencillamente horrenda”.

Las faldas cortas no estaban bien vistas, de hecho se consideraban provocadoras para los hombres e inmorales para las mujeres tradicionales. No obstante, el origen de su éxito se debe a que las celebridades de los 60 como Twiggy, Brigitte Bardot o Nancy Sinatra no dudaron en apostar por la minifalda para su día a día. Además, la primera dama de Estados Unidos de la época, Jacqueline Kennedy también decidió adaptar la revolucionaria prenda a sus trajesmás formales.

El-attelier-minifalda 4 57e12b9b2458168ff44b52d5fe8e20f4El-attelier-minifalda 6

Las faldas cortas se convirtieron, desde entonces, en un símbolo de juventud y de rebeldía durante muchos años y gracias a su popularidad se ha convertido en todo un clásico. Además, las revistas de moda del momento dieron el visto bueno a esta prenda y a partir de ahí empezó a popularizarse. Todas las mujeres jóvenes apostaban por la minifalda para su día a día, sin importar la opinión de los demás y decidiendo ellas mismas el largo que querían que tuviera la falda. Gracias a Quant, que acortó unos centímetros las faldas, se puede observar cómo a lo largo de los años la moda es revolucionara y apuesta libertad, pese a que muchas veces se critique por ser diferente a lo ‘establecidamente correcto’.

El-attelier-minifalda 5

El Attelier Magazine

Fotos: NY Daily News y Pinterest

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.