¿Está en juego la salud mental de las modelos?

En una de las profesiones más envidiadas del mundo, la salud mental es la gran olvidada. Abusos, humillaciones, estrés y exceso de exposición son el pan de cada día de miles de jóvenes que persiguen su sueño de subirse a la pasarela.

¿Se cuida la salud mental de estos profesionales?

Hace poco, la modelo Adut Akech abría su corazón y su mente, junto a otras ocho compañeras, en una serie de vídeos creados por Vogue. En ellos, confesaba que a pesar de que 2019 había supuesto un año inmejorable para su carrera, la faceta personal no había sido, precisamente, tan maravillosa. Y aquí es cuando uno peca de estereotipos y el piloto automático de nuestro cerebro enciende todas las alarmas. ¿Cómo puede ser que una chica joven y con reconocimiento profesional no sea feliz? Pues porque no solo de viajes, eventos y sesiones fotográficas viven las modelos, sino que el oficio se compone de muchas otras caras menos glamurosas.

“La mayoría de la gente no tiene formación en cómo funciona nuestra mente a nivel psicológico, ni tampoco tiene conciencia sobre su importancia.”

Daniel Orozco, psicólogo

Nos hemos acostumbrado tanto a juzgar cada una de las facetas de estos profesionales que nos olvidamos de la presión y el escrutinio público al que se ven sometidos diariamente. Estrés, soledad, problemas de autoestima y dinámicas abusivas, “¿quién nos enseña a lidiar con esto?” se pregunta Adesuwa Aighewi en el film presentado por la cabecera estadounidense. ¿Quién se hace cargo de los modelos mientras la industria cambia? Nos preguntamos nosotros.

La salud mental y su (no) papel en las agencias

Hablamos con Daniel Orozco, psicólogo y modelo, cuya línea de trabajo e investigación se centra, precisamente, en este ámbito. “El trabajo como modelo lleva consigo, hoy en día, distintas situaciones no siempre agradables para las que tienen que estar preparados. Temas como la exposición constante y la necesidad de trabajar el autoestima desde dentro son fundamentales para que su salud mental no se vea afectada” nos comenta.  “Un autoestima fuerte viene de la mano de entender nuestras inseguridades como personas, conocer el tipo de vida que hemos tenido, nuestro desarrollo y las relaciones con las que hemos convivido”.

En una sociedad en la que la salud mental no está instaurada como parte de nuestro crecimiento personal -desde aquí hacemos un llamamiento para que se añada al programa educativo de las escuelas-, no podemos evitar preguntarnos a quién le corresponde esta tarea. ¿Podemos demandar un cambio en el sistema? “No solo podemos, sino que debemos“, Orozco enfatiza en la importancia que tienen las agencias en este terreno. “Actualmente, no cuentan con un equipo de psicólogos que entiendan y ayuden a sus trabajadores. La labor debe ser siempre de formación y prevención, si no tienes un profesional de la salud mental en plantilla, pueden desarrollarse trastornos o problemas psicológicos graves”.

Autoestima y aceptación

Igualmente, Daniel recomienda que los modelos no sean solo exclusivamente maniquíes, sino que desarrollen también su vida en otras facetas personales y profesionales. “La industria de la moda es muy cambiante y un perfil muy popular hoy puede dejar de serlo mañana. También es fundamental que entiendan que no pueden basar su autoestima en lo que dicen los demás” comenta cuando hablamos sobre los mensajes que se lanzan al público.

Seguro que te suena alguna de las píldoras audiovisuales en las que se repite el mismo patrón: chica o chico que no encaja en el instituto pero que luego triunfa en la industria. “Se hace con buena intención, pero aún así se sigue reforzando la idea de necesitar una aceptación externa para sentirse realizados”.

Abuso y poder

Aunque no es el primer testimonio que escuchamos, recientemente la modelo Emily Ratajkowski escribía un emotivo ensayo para The Cut en el que contaba los abusos sufridos por el fotógrafo Jonathan Leder. Lamentablemente, esta es solo una de las muchas dinámicas de injusticia que se dan entre modelos y profesionales del sector. Vejaciones, insultos, humillaciones y un largo etcétera componen la interminable lista. “Cuando idealizas una profesión, muchas veces tienes miedo a no ser lo suficientemente válido o a ser rechazado, es algo común que nos pasa a todos. Sin embargo, si además das con una personalidad acosadora y sufres algún tipo de abuso, ese sentimiento de inferioridad se agrava” nos explica Orozco.

A pesar de que existen grupos como Alliance Model que ayudan de manera jurídica a las modelos que pasan por este tipo de realidades, la necesidad de una figura interna que las acompañe durante toda su carrera es fundamental para evitar, en la medida de lo posible, que se encuentren en semejante tesitura o que, si sucede, tengan la confianza y el respaldo suficiente para levantar la voz. “Nosotros no podemos evitar que las cosas malas sucedan, pero sí podemos formarlos para que sepan reaccionar y gestionar esas situaciones” nos asegura Orozco.

El Attelier Magazine

Marina Asins

Onírica y textual. Puedes encontrarme aquí y en Instagram como @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.