¿Por qué necesitamos (urgentemente) un Armario Sostenible?

“¿Sabes dónde se ha fabricado la camiseta que llevas y cuántos litros de agua se han necesitado para producirla? ¿Cuánta ropa tienes en el armario que no te pones y por qué la compraste?”. La persecución de un armario sostenible comienza con estas dos demoledoras preguntas. Laura Opazo, autora del libro que nos ha hecho abrir aún más la mente y los cajones, habla con nosotras sobre moda, sostenibilidad y posibles futuros.

Armario sostenible, lectura obligatoria

Se acerca el otoño y comenzamos a buscar entre nuestras webs favoritas ese par de botas negras que van a remplazar a las del año pasado. O quizá simplemente a complementarlas. Añadimos a la lista un par de vaqueros por cada nueva tendencia, un vestido de punto, un bolso en el que quepa todo lo necesario para afrontar hasta la rutina más exigente y algún que otro accesorio que complete el envío.

No miramos la composición de las prendas, tampoco su origen, ni siquiera tenemos en cuenta si esa tienda, a la que recurrimos de vez en cuando, cumple con una calidad mínima que no nos haga volver antes de lo previsto. Tan solo nos fijamos en la suma total, la política de cambios y devoluciones y la posible fecha de entrega. ¡Listo! En menos de 48 horas lo tendremos en casa.

Este patrón es el que siguen millones de personas cada día en el mundo. Según los datos de TheRealReal, uno de los portales líderes de venta de segunda mano de lujo, el consumo de ropa ha aumentado en un 400% en los últimos veinte años. Cada español se deshace, aproximadamente, de doce kilos de ropa al año. Ropa a la que le damos siete puestas de media y de la cual no nos deshacemos correctamente.

Ejemplar de Armario Sostenible. Fotografía cedida por la autora.

Un tema complejo

Laura Opazo, una de las principales divulgadoras sobre moda sostenible de nuestro país, estaba preparando un ebook sobre sostenibilidad para su página web cuando la editorial Zenith le echó el ojo. “Además de la sorpresa y por supuesto la ilusión, me sentí muy abrumada porque me parecía una gran responsabilidad. Todavía estaba y estoy en el camino a hacer las cosas mejor”.

“Encontraba mucho caos en toda la información que recibía y pensé que cualquiera podía tener la misma impresión. Así que me propuse escribir un libro que respondiese a todas las dudas que tenía en mente y fuese claro, conciso y ordenado”. Armario Sostenible se divide en siete capítulos diferentes que abordan, de manera relajada, sencilla y bien documentada, la realidad del sistema que envuelve a la industria textil y qué podemos hacer para mejorarla desde nuestra posición como consumidores.

 “Vivimos en un sistema muy desequilibrado”

Nos hemos malacostumbrado a obtener productos mediocres a precios ínfimos. No importa que los bienes de consumo (vivienda, estudio, alquiler, etc.) sean más caros cada año con relación a nuestros salarios; viajamos, compramos y consumimos a un ritmo cada vez más vertiginoso. En su libro, Opazo nos hace ver la realidad sobre los efectos que la velocidad y los bajos costes han causado en nuestra manera de vivir.

Actualemente, el fast fashion es capaz de promover colecciones enteras en tan solo dos semanas. “Vivimos en un sistema muy desequilibrado donde se ha ido acelerando cada vez más la velocidad de los procesos y donde para mantenerse es necesario que nos convirtamos en bulímicos del consumo. Hay que bajar los tempos y cocinar todo a fuego algo más lento. Esto no tiene por qué significar una perdida de rentabilidad si se adecuan los precios y se define de nuevo el valor de las cosas y los servicios”.

Laura Opazo junto a su nuevo libro

Aires de cambio

En Confesiones de una compradora compulsiva, película protagonizada por Isla Fisher, el personaje de Rebecca no puede evitar adquirir una prenda nueva cada vez que pone un pie en la calle. Pero la culpa no es suya, sino del atractivo de las tiendas y la amabilidad de los dependientes. A pesar de que se trata de una exageración romántica de la oniomanía (adicción a las compras), todos nos hemos reconocido alguna vez en la piel de Rebecca. El ir de shopping se ha convertido en un espacio de ocio, placer e incluso terapia. En su versión actualizada, podríamos echarle la culpa al diseño de los escaparates web y el encanto de las redes sociales.

No obstante, y afortunadamente, hay voces que se alzan para abrirnos los ojos y sacarnos de la vorágine de tendencias que desfilan constantemente por nuestras retinas. Figuras como Marina Testino, Stella McCartney o Emma Watson abanderan la sostenibilidad real por encima de todo. Además del aumento de la producción consciente, dando trazabilidad y sentido al producto de principio a fin, también han cobrado fuerza otras corrientes como el upcycling o el vintage. “La reventa siempre es positiva porque alarga su ciclo vital y evita el destino inmediato de una prenda en un vertedero, donde acaba siendo incinerada generando contaminación y desperdiciando el uso de los recursos invertidos” nos comenta Laura Opazo.

¿Dónde ponemos el cinco en cuanto a sostenibilidad?

Aunque las grandes marcas ya estaban comenzando a escuchar a los consumidores, a raíz de la pandemia se espera un auge de nuevas iniciativas verdes. Sin embargo, es importante estar atentos para no dejarse seducir por palabras bonitas y cantos de sirena y evitar, en la medida de lo posible, premiar acciones de greenwashing.

¿Podemos fiarnos de esas pequeñas muestras que dan los grupos textiles o debemos mirarlas con lupa?

“Tengo emociones encontradas. Mi lado hiper critico los condenaría pero, por otro lado, los gigantes son el espejo de muchas otras firmas. Si ellos lo hacen, hay una clara tendencia en el mercado a que la dirección sea más sólida y rápida. También es cierto que son los que tienen el dinero para invertir en I+D, en innovación de materiales y en llegar con su comunicación a mucha más gente”.

Así pues, Laura nos anima a investigar todo aquello que envuelve a las marcas a las que vamos a apoyar con nuestro dinero. “Creo que es importante cuestionar a la empresa que nos ofrece los servicios. ¿Dónde fabrican? ¿Cómo son sus procesos? ¿Qué materiales utilizan? Etc. Ya no es cuestión de ver si algo es bueno, bonito y barato. Eso es muy del 2002”.

Incluyendo ejercicios que invitan a la reflexión personal y el autoconocimiento, Armario Sostenible se ha posicionado como una de nuestras recomendaciones imprescindibles para darle la bienvenida a este cambio de paradigma.

El Attelier Magazine

Marina Asins

Onírica y textual. Puedes encontrarme aquí y en Instagram como @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.