Samsung EGO: La pasarela desde los ojos de una modelo

Un desfile es una obra de arte en la que se muestra el universo del diseñador y su interpretación del mundo a través de las prendas de vestir, y la primera presentación al público del concepto de la moda que tiene su creador.

Es el resultado de duros meses de trabajo que se muestra en unos quince minutos y cobra vida gracias a los modelos que recorren innumerables kilómetros para dar vida a los bocetos convertidos en colecciones. Hablamos con Lourdes Fernández (Vilches, Jaén), una joven que lleva 10 años cruzando diferentes pasarelas del mundo con el objetivo de dar lo mejor de sí misma para cada firma con la que trabaja: “Cada vez que salgo a desfilar me cargo de valor y hago todo lo que el diseñador quiera que transmita, además, la potencia que transmito cuando salgo y los focos y flashes iluminan toda la pasarela, me encanta”, desvela a El Attelier.

l-desfile-1

Entre desfile y desfile, Lourdes Fernández nos concede sus momentos de descanso en el backstage de IFEMA para contarnos su visión de la moda. Durante la 64ª edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid ha salido a la pasarela 10 veces y el último día tiene tanta energía como el primero. Lleva una camisa blanca, pantalones cortos y zapatillas. Después de tantos cambios de vestuario y maquillaje, la comodidad es primordial para relajarse.

Y mientras hablamos, está sentada en el suelo y apura un cigarrillo antes de que digan su nombre para pasar por peluquería, la última vez en esta edición de la pasarela Samsung EGO. Entre bambalinas todo es caótico, ruidoso, rápido y lleno de lógica. Cada diseñador tiene su espacio y el equipo de maquillaje y peluquería están tan sincronizados que saben perfectamente a qué maniquí tienen que acudir para cambiar de nuevo su imagen. Todo el trabajo debe estar en perfecto estado para que el desfile de cada creador salga mejor de lo que se imagina y las modelos luzcan perfectamente con los looks que se mostrarán para presentar la próxima temporada.

Desde pequeña jugaba con mi hermana a hacer desfiles de moda y ahora llevo 10 años sobre la pasarela

el-attelier-pasarela-lourdes-fernandez

Lourdes empezó este sector con 14 años, pero profesionalmente se subió a la pasarela a los 17. Con 1.80 centímetros de altura, 55 kilogramos y unas medidas casi perfectas, 87-61-90, la modelo empezó con esta carrera porque su madre le animó a probar. “Desde pequeña jugaba con mi hermana a hacer desfiles y un día llegamos a Madrid para ir a todas las agencias posibles. Después de mucho buscar me quedé en Barcelona en una pequeña compañía y empecé a trabajar, pero al poco tiempo Traffic empezó a interesarse por mí”. Lourdes habla de Traffic Models, una de las empresas de modelos más conocidas de España y la que estuvo detrás de ella para que formara parte de su equipo. Porque tal y como ella declara: “Cuando una agencia va a por ti,  sabe que vas a funcionar y así fue cómo me cambié de agencia y aquí sigo. Después de tantos años estoy contentísima y mi trabajo va muy bien”.

Mario Coello SS 17 | Ferrándiz SS 17 | Habey SS 17
Mario Coello SS 17 | Ferrándiz SS 17 | Habey SS 17

Amante de la moda española, Lourdes puede admitir que vive de su pasión y en su forma de hablar y de trabajar lo demuestra: “ Todo el mundo de la moda me encanta y, si tuviera que elegir, me quedaría con la pasarela. No soy la misma cuando estoy en una sesión de fotos o en el minuto antes de salir a un desfile, esto último lo siento más, es un nervio que me corre por dentro y me encanta”, afirma segura de sí misma.

l-pelu-1

Me han enseñando a valorar todos los trabajos por igual, tanto si es un nuevo talento o  un diseñador internacional, ambos tienen la misma importancia para mí

Además, confiesa que su trabajo es una escalera en la que se sube poco a poco para poder llegar a ser alguien conocido.  Cada desfile, catálogo, editorial o sesión de fotos que fue realizando a lo largo de su carrera es un logro significativo para su trayectoria y le da mucha importancia al trabajo bien hecho. “Me han enseñado a valorar las cosas que hago, desde lo más pequeño a lo más grande. Está claro, desfilar con Delpozo te pega el subidón y es impresionante, pero con todos los diseñadores y en los trabajos para las diferentes firmas que hago, doy lo máximo de mí para demostrarles que me importan”. Mientras dice estas palabras empieza a sonar una música ensordecedora. Es la prueba de un desfile, queda poco para que Lourdes pueda volver a salir con las prendas de un nuevo diseñador. Su último desfile estará a punto de comenzar y necesita prepararse.

el-attelier-pasarela-lourdes-fernandez-2
Elena Rial SS 17

l-maquillaje-1

En España todavía nos hace falta un empujón para que se nos conozca fuera

Mientras la modelo está sentada para que el peluquero empiece a hacerle el último peinado del día, hablamos de la Marca España. Lourdes defiende el trabajo hecho en casa y sostiene que todo el mundo debería apostar por la moda española: “Aquí hay grandes diseñadores, pero creo que todavía falta un pequeño empujón para que se nos conozca un poco más fuera”, confiesa la modelo con una gran sonrisa. Asimismo, asegura que la mayoría de piezas que se crean a nivel nacional son muy buenas y muchos diseñadores internacionales copian lo que se hace en España: “No me quiero quedar con que nuestros diseñadores son conocidos como creadores de volantes y folclore, sino como los arquitectos de la moda llenos de buenas ideas para el sector textil”, apunta mientras mira al peluquero para que corrobore lo que está contando.

Lourdes tiene razón, fuera de España, la moda que se crea en territorio nacional todavía no está tan arraigada como en otros países, pero si los diseñadores siguen trabajando como hasta ahora, seguro que se conocerán más firmas que no sean propiedad de conocidos empresarios de grandes empresas textiles y almacenes de España.

l-desfile-2

Como una actriz que espera a presentar su última función, la modelo está lista para comerse la pasarela en el desfile que cierra otra edición de la conocida pasarela Samsung EGO, la que presenta a los nuevos talentos de la moda en nuestro país. Sale con fuerza y mirada firme, su sonrisa ha desaparecido y, desde el asiento de prensa de la sala Berta Benz de MBFW Madrid, llega toda su energía.  Recorre aproximadamente cincuenta pasos y se detiene para que los fotógrafos capten el diseño que lleva puesto de una manera impecable. Y vuelve con la misma potencia. Al terminar el desfile llegan las ovaciones y los aplausos, tanto para los modelos como para el creador. Es una de las recompensas que reciben todos los que han hecho posible que salga adelante una colección después de meses de dedicación y esfuerzo.

A Lourdes se le suma una experiencia más sobre la pasarela, tan importante como las anteriores y las que vendrán en un futuro próximo. Puede que haya terminado la última edición de MBFWM, pero con los pies en el suelo, la mirada bien alta y su sonrisa casi permanente, la modelo seguirá acumulando momentos inolvidables y kilómetros llevando las obras de arte que realizan los diseñadores.

El Attelier Magazine

 

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.