Eva Priego nos da las claves para ser un buen fotógrafo

La fotografía es un arte y si no que se lo digan a Eva Priego, fotógrafa, que nos ha contado su experiencia, cómo llegó a dedicarse a ello y qué es necesario para ser un auténtico profesional del objetivo. Atentos porque Eva Priego nos da las claves para ser un buen fotógrafo.

Se define como un alma inquieta y comenzó en el mundo de la fotografía como un hobby. Tras formarse con varios cursos, empezó a hacer fotos para sus redes sociales ya que así promocionaba la tienda de ropa que tenía entonces. Poco a poco le fueron saliendo más trabajos fotográficos hasta que decidió ocupar su tiempo por completo con esto. Piensa que la principal virtud para dedicarse a la fotografía es disfrutar, poner toda la pasión y el amor que se pueda. Hay que respetar mucho esta profesión y a quien te contrata porque confían en ti para momentos muy importantes de su vida: una celebración, una boda, las fotos de una nueva colección de moda, etc. Además siempre escucha y aprende de las críticas constructivas.

Eva Priego durante una sesión de fotos. / Eva Priego

¿Cómo es un día de trabajo de Eva? Confiesa que cada día es distinto. Hay ocasiones en las que estás más tiempo en redes sociales o hablando con clientes. Otras veces tienes que dedicar tu tiempo a actualizar tu página web. También puedes pasarte el día editando la última sesión.

¿Cómo es la fotografía de moda?

Entre las claves para ser un buen fotógrafo está la de disponer de un fantástico equipo. Eva nos explica que trabaja con dos cámaras NIKON, con objetivos siempre fijos y de gran luminosidad. Le encanta el desenfoque. El 90 % de sus fotografías están tomadas con el 35mm f1.4. “Según el estilo de la marca, buscamos el o la modelo que encaje mejor, hacemos las combinaciones de looks y buscamos localizaciones apropiadas. En muchas ocasiones trabajamos a través de un moodboard para dejar claro el estilo de la sesión. Una vez está todo en marcha empieza la improvisación. Me gusta ver cómo actúa el o la modelo con los looks, el lugar y a partir de ahí me inspiro”.

“Sin duda hay cosas que hay que llevar controladas y otras que tienen que fluir por si solas. Todas mis fotografías van retocadas con Lightroom. Photoshop lo utilizó en muy pocas ocasiones. Mi edición no es estilo beauty, así que retoco solo pequeñas imperfecciones del cutis, le doy mi estilo de tono y listo. Por supuesto, aunque tengas total libertad hay ciertas limitaciones ya que no es lo mismo hacer una sesión de moda que una sesión de retrato. En una de moda estás limitada a ciertos planos, lo importante no es la modelo, si no la ropa”.

Modelo en sesión de fotos. / Eva Priego

La relación con los modelos es fundamental.Es el 50 % de la fotografía y tienen que entender perfectamente qué necesito. Me gusta huir de las poses a las que estamos acostumbrados de moda, soy más una storyteller, así que tengo que lograr que entienda que tiene que actuar con toda la naturalidad posible. Muchos modelos están acostumbrados a lo que se llama un speed posing, en cada clic te cambian de pose. No es mi estilo, a mí me gusta que se diviertan y que interactúen. Aparte, me gusta mimarles porque ¡gracias a ellos tengo las fotos que tengo!”.

Claves para ser un buen fotógrafo de retratos y bodas

Además de fotografía de moda, Eva también hace retratos y bodas. “La fotografía de boda te ayuda a saber improvisar. A veces llegas a la habitación de la novia o el novio y la decoración sabes que no va a ayudar mucho a tener una buena foto así que tienes que buscarte la vida para sacar lo mejor de ti con lo que tienes. Aparte, trabajas con gente que no está acostumbrada a las cámaras, así que también ayuda a saber cómo dirigir y a conseguir que, quien tienes delante, disfrute y se sienta cómodo”.

“Aprendes a estar al tanto al cada minuto, que tu mirada no pare de observar. En cualquier momento puede pasar algo importante y tú tienes que estar ahí”. Prefiere el exterior porque “sólo sentir el aire ya me inspira. Intento que mis sesiones sean siempre en las últimas horas del día en las que la luz del sol no es tan dura. A veces no puedes escoger, así que tienes que buscarte la vida con la luz que tengas en el momento del shooting. Un problema puede ser un gran recurso, haz de tus recursos enemigos tus amigos”.

Fotos de boda. / Eva Priego

¿Cómo le llegan los trabajos?

Los trabajos le llegan directamente del cliente. Bien por recomendaciones o por redes sociales. Por cierto que estas últimas junto a su web son esenciales. “Si las trabajas bien es un gran escaparate. Muchas veces no se trata de tener muchos seguidores, ni muchos likes. Se trata de crear un contenido de calidad que llegue”.

La importancia de las redes sociales

“Tengo tres cuentas de Instagram, la de Eva Priego Photography, Hyggeweddings (para bodas) y Mi Vida en un Click para fotos un poco más personales. Intento estar lo máximo de activa que el tiempo me permite. Hoy en día hay que estar a tope con las stories aunque no siempre dispongo del tiempo necesario. Mi web www.evapriegophotography.com es para mí otra parte esencial donde puedes ver por completo todo mi trabajo, la venta de presets, de fotos y un curso online de fotografía básica. En Instagram cuido más que haya un feed con un estilo muy marcado, en cambio en la web puedes ver todo el tipo de fotografía que hago”. Una de las claves para ser un buen fotógrafo y promocionarte, es cuidar mucho tu imagen digital.

Respecto al intrusismo laboral, “soy de las que opinan que el sol sale para todos. Yo fui la primera que empezó de una forma casual. Si al final demuestras que vales y que haces un buen trabajo, pues adelante. No soy de las que se quejan, prefiero perder ese tiempo viendo qué puedo mejorar de mi trabajo y si alguien te quita el sitio es porque vale más. Es una profesión en la que no puedes dejar de formarte y aprender, si no, te quedas atrás y ese ha sido el problema de muchos fotógrafos, que no han sabido salir de su zona de confort. Hoy en día o te esfuerzas o acabas muriendo. Cuando me encuentro con la típica persona que te dice: “Pues yo con mi móvil hago fotones”, no me queda otra que felicitarle. No soy yo quien le quite la ilusión. Hay que decir que ese no es mi cliente ideal. Cuando quieres una fotografía más cuidada, con un poco más de alma, con otro rollito, sin duda, un móvil no lo consigue”.

Claves para ser un buen fotógrafo: Formación

Eva también se dedica a la formación, otra de las claves para ser un buen fotógrafo: “Ver cómo la gente aprende de ti, ver cómo la gente repite y ver cómo evolucionan gracias a ti es todo un orgullo muy grande. Hago talleres de retrato cada mes, busco una localización bonita, varios looks y una o un modelo. Los talleres son de cuatro horas, una hora de charla donde intento romper el hielo entre todos los asistentes y contar un poquito de cómo me inspiro, cómo organizo una sesión, etc. Y tres horas de shooting. Tengo un máximo de 10 alumnos por taller, quiero que todos disfruten, aprendan y puedan llegar a casa con fotos preciosas. Cada tres o cuatro meses organizo también un taller de ‘paseando por’. Busco una ciudad bonita y estamos tres horas paseando y haciendo fotos. Mientras voy explicando cómo me gusta contar historias con las fotos”.

“Una o dos veces al año también organizo un taller de fin de semana. Por ahora ha sido en el Empordà en Girona. Ahí hay una luz especial. Y lo mismo, un máximo 8-10 alumnos. Es un fin de semana donde hay distintos shootings, charlas y sobre todo muy buen rollo. Y, el confinamiento ha hecho que tenga tiempo de organizar algo que tenía en mente desde hacía meses. Un curso online de fotografía empezando desde 0, explicándolo todo como a mí me hubiese gustado aprender y con muchos ejemplos. Es un curso que funciona a través de suscripciones mensuales, muy baratito, para que todo el mundo pueda acceder a él. Al final ya no tengo alumnos, tengo una ‘pequeña-gran familia’ como dijo una de mis alumnas”.

Modelo en sesión de fotos. / Eva Priego

Consejos

Ahora que ya sabemos algunas claves para ser un buen fotógrafo, debemos saber que también hay parte buena y mala en este negocio… “Es una profesión de continua evolución, así que por lo que estabas orgullosa hace un año dejas de estarlo y ahora es otro trabajo el que te llena. En la parte mala no voy a dar nombres, pero siempre acaba siendo por lo mismo, gente que no valora tu trabajo. En uno de ellos cuando envié la factura, me dijeron que no me pagarían ese dinero y que encima que me habían dado la oportunidad. ¿Flipante verdad? Te vienen a buscar porque les encanta tu trabajo, aceptan tu presupuesto, haces el trabajo, están súper contentos y cuando toca cobrar no lo mereces”.

Finalmente, Eva Priego da unos consejos para quienes estén empezando o quieran ser fotógrafos: “Lo primero, poner toda la pasión y el amor posible. Lo segundo, ser muy constante y trabajar mucho. La suerte no existe, la suerte se trabaja. Y por último, intenta que tu porfolio refleje bien tu trabajo y hacia dónde quieres dirigirte. Yo solo tenía fotografía de sesiones de familia. Así que empecé a montar mis propias sesiones para tener esas fotos que necesitaba. Y sigo haciéndolo, es algo que creo que es necesario”.

El Attelier Magazine

Mila Parente

Nací entre viñedos y partituras. Mi experiencia en diferentes medios me ha hecho comprender que la comunicación es como un búmeran: todo lo que lanzas, regresa. Así que te dejo aquí algunos artículos sobre moda, tendencias y lifestyle con los que espero encantada tus comentarios de vuelta. Puedes seguirme también en las redes sociales: @milaparent

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.