Texcometrue: un proyecto que nace en Fashion Weekend Lab

Hace unos meses se celebraba en Barcelona la segunda edición de FASHION WEEKEND LAB, un fin de semana intenso que reunía a 50 jóvenes con muchas ganas y muchas ideas, para tratar de encontrar una salida a todas ellas mediante el emprendimiento.

Acompañados de un equipo de mentores especializados en marketing, diseño, innovación, moda, sostenibilidad y desarrollo de empresas, el objetivo era dar forma a su proyecto. De todas las opciones, tres startups recibieron una serie de premios para impulsar su introducción en el mercado, entre las que se encuentra Texcometrue.

Los artífices de esta empresa, una de las ganadoras de esta segunda edición, ya se planteaban emprender antes de conocer FWLAB17, pero cuando lo conocieron por Twitter no dudaron en apuntaste. Texcometrue es una empresa cuyo objetivo es reducir los tiempos a la hora de diseñar, consiguiendo un desarrollo virtual en tejidos y prototipos para grandes fabricantes. Ellos mismas nos explican en qué consiste su idea, cómo vivieron Fashion Weekend Lab, y qué tal ven el panorama para los emprendedores.

 

¿Cómo describiríais la experiencia durante el fin de semana en FWLAB?

La experiencia ha sido muy grata, como una fuente de inspiración y de carga de energía tanto a nivel de desarrollo profesional como personal. Ha sido un fin de semana muy intenso donde hemos trabajado y aprendido mucho y sobre todo a coordinarnos y a mejorar nuestro trabajo en equipo, con gente que no conocíamos de nada. ¡Y hemos llegado a entender muy bien que nuestro tiempo es dinero!

¿Qué es lo mejor que os lleváis de estos tres días de trabajo?

Lo mejor han sido los contactos y la posibilidad de formar parte de un proyecto tan innovador como el de Texcometrue. Presentamos una idea un poco dispersa pero junto a lo que hemos visto en FWLAB y lo que hemos trabajado con Texcometrue, nos hemos dado cuenta de que realmente queremos ser emprendedores y trabajar en nuestro proyecto. FWLAB nos hizo un click y nos ayudó a ver que una pequeña idea puede llegar a ser muy grande, rentable y próspera.

¿Cómo surgió la idea de vuestra start-up?

La idea ya estaba originada por parte de uno de los miembros del grupo antes de empezar el FWLAB. El resto de miembros ayudamos a perfilarla y a desarrollarla para poder venderla de la mejor forma posible, y hacer que el resto entendiese bien el concepto, ya que es bastante complejo. También aportamos otras ideas que podrían añadirse. Lo que más varió fue el planteamiento de presentación final.

¿Cuál es el negocio que estáis planteando? ¿Es el mismo desde el inicio hasta que lo presentasteis finalmente?

Sí, el negocio es ofrecer asesoramiento y consultoría a las empresas de moda y diseñadores en general que quieran mandar a fabricar un tejido o una prenda, dando diferentes servicios. Uno de los servicios principales es ofrecer al cliente ver su diseño de forma virtual, antes de mandarlo a fabricarlo, mediante un sistema informático que permite virtualizarlo. También se puede ver la prenda final en un avatar y así ver cómo le quedaría y poder hacer modificaciones sin necesidad de haberlo visto físicamente, esto ahorraría mucho tiempo y gasto de materiales, residuos…

¿Cómo habéis organizado internamente el equipo?

La organización ha sido bastante diversa, una parte más técnica a nivel de programación (esto sería el software), otra parte más relacionada con el diseño, y el resto faltaría concretar. No sabemos aún si vamos a continuar todos con el proyecto. Si no del todo, se podría colaborar con otro que tenemos entre manos.

¿Qué significa para vosotros emprender?

Principalmente invertir tiempo y dinero, pero también significa ilusión por crear cosas y poder cambiar algunas cosas del sistema de aprendizaje global en muchas materias. Se echan en falta más ayudas económicas para arrancar. En cuanto al panorama del emprendimiento, se están haciendo bastantes cosas para promoverlo a nivel formativo y de recursos técnicos, pero a nivel económico sigue siendo bastante difícil, ya que los costes de impuestos, entre otros, son muy elevados.

¿Cuáles creéis que son las principales cosas a favor y en contra de un emprendedor?

A favor, poder elegir por en lo que trabajar, y que el trabajo no se convierte sólo en una obligación de cada día. También creemos que emprendes algo que quieres ofrecer al resto, bien porque hay una necesidad o puedes completar algo. Pero es una incertidumbre constante y dependes totalmente de tu habilidad e imaginación. En contra, ¡es muy duro! Tienes que ejercer muchas funciones, sacrificio, apuesta

TEXCOMETRUE FWLAB
Fotografía Álvaro Sancha

¿Por qué habéis elegido el sector moda para emprender?

Tiene un proceso creativo muy bonito, pero se necesita aún mucha conciencia, cambiar formas de consumo. El tema de la formación nos resulta muy interesante; la gente tiene necesidad de aprender, de crear, de poder hacer cosas por sí sólos. Al final, la parte artesana de la moda está volviendo, y esto nos alegra mucho.

¿Creéis que la generación millenial es la que va a cambiar el panorama del emprendimiento en nuestro país?

Sí, porque es una generación muy formada que ha tenido que adaptarse a muchos cambios en muy poco tiempo, desde tecnológicos a sociales y económicos. Somos la primera generación que ha empezado a viajar y mudarnos de país de forma masiva, lo que nos ha facilitado la capacidad de adaptabilidad. La poca estabilidad laboral nos está haciendo que sigamos formándonos y cambiando de entorno, también la idea de trabajar para uno mismo.

El Attelier Magazine

Luli Borroni

DIRECTORA

Comparto por escrito las cosas que más me gustan. Mis consejos de moda y estilismo, belleza y estilo de vida. Además, mis recomendaciones gastronómicas y recetas aquí y en @yummyluli. ¡Gracias por estar ahí! :)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.