Teta & Teta: “A la sociedad le hace falta sacar teta”

Teta & Teta es esta marca con la que te encuentras por casualidad o porque te han hablado de ella y, en cuanto descubres sus ideas te enamoras perdidamente de todo lo que hacen. Buscan normalizar lo normal para conseguir cambiar la asociación entre las tetas y las imágenes obscenas o eróticas. En pro de las mujeres, los pechos y de concienciar. ¿El objetivo? Sacar teta y marcar territorio. Con sus productos dejan de lado los prejuicios haciendo ruido en las redes sociales y en locales. Esto último se debe a su iniciativa Breast Feeding Welcome donde han diseñado una pegatina para que los locales la peguen en su negcio y normalizar la lactancia. Y son muchos los comercios los que están a favor de este gesto tan natural y tierno.

En pro de las mujeres, los pechos y de concienciar.

 

En El Attelier ya somos unas enamoradas de Teta & Teta, pero después de su último lanzamiento: igualdad pendiente, en colaboración con Pena Jewels, tenemos los ojos en forma de corazón cuando cotilleamos su perfil de Instagram.

Cada vez vemos más camitetas y sudatetas en la calle y en Instagram y nos encanta, ¿cómo surgió la idea de sacar las tetas fuera?

Honestamente, surgió de manera casual, las camisetas surgen porque nos llamamos Teta & Teta, por ser conceptual con la marca, vengo del mundo de la publicidad y me gusta mucho todo lo conceptual, el juego, la sorpresa, las ideas, la simpleza. Hice las camisetas de cruces y las de paréntesis primero y después las de las tetas pintadas a mano. Fue cuando las compartimos en Instagram que nos dimos cuenta de que estábamos alimentando un movimiento que nos sonaba de lejos,  pero no conocíamos bien: el #freethenipple.  Fue la gente quien nos hizo darnos cuenta de lo que podía ser Teta & Teta. Fue maravilloso. Inesperado. Casual. Como la mayoría de las cosas bonitas.

Si nos censuran, insistimos

Vuestros diseños están pensados en acabar con los estereotipos, pero  a Instagram no le gustan mucho los pezones ¿habéis sufrido algún tipo de censura en este sentido?

Sí, el verano pasado nos censuraron y nos eliminaron del perfil el videoclip que hicimos. Al cabo de los días volvimos a subirlo y así todo el rato. Nos censuran, insistimos.

 

Nos encanta ver a chicos marcando teta también

¿Cómo habéis vivido la acogida por parte del público? Los chicos también se pueden apuntar a las camitetas, ¿verdad?

La gente es muy cariñosa, la acogida es tierna y buena, y lo que nos hace seguir, seguir inventando y seguir dando guerra. Nos escriben muchas mujeres contándonos cosas preciosas anécdotas que dan para hacer un libro. El feedback es lo que nos hace sentirnos útiles, el otro día recibimos un email de una chica joven que se puso una camiteta con tetas pintadas para sentarse a comer con sus padres en la mesa de su casa.

Se la puso para provocar una conversación que no se atrevía a tener. Nuestros productos funcionan, no son moda, no son estética, producen cosas, conversaciones, debate, pequeñas transformaciones.

En cuanto a los chicos, sí por supuesto que se pueden apuntar, de hecho nos encanta ver chicos sacando teta, es más, nos hace mucha falta, no a Teta & Teta sino a la sociedad. El hombre tiene un gran papel en todo esto, incluso más grande que el de la mujer me atrevo a decir.

 

¿Cómo es el proceso creativo de vuestros diseños? ¿Hasta dónde llegan vuestros envíos?

A veces nos sentamos a pensar y otras vienen solas las ideas. Hacemos una prueba rápida en vinilo para ver si (nos) funciona, y si funciona entonces la producimos.

Fabricamos en España sí, por fin lo hemos conseguido, es el camino difícil pero lo fácil contamina. Al principio comprábamos camisetas de American Apparel (producción ética) y las serigrafiábamos en Madrid. Los tote bags los comprábamos en Granada y lo mismo, serigrafiabamos en Hola por qué.

Cuando American Apparel cerró nos llevamos un disgusto y empezamos a buscar nuevo proveedor de camisetas hechas pero de producción ética, si nuestra marca reivindica libertad no podíamos hacerlo con camisetas hechas en cualquier parte. Al final, nos cansamos de buscar y decidimos fabricar nuestras propias camisetas. Enviamos a todo el mundo. Lo más surrealista que nos ha pasado ha sido enviar un bañador rosa de tetas rojas a Abu-Dabi.

 

También hacéis una colaboración con La Casita de Wendy, ¿cómo ha sido este proyecto en común?

A principios de 2016 le tiramos los tejos a Inés para ver si quería hacer una colaboración con nosotros, Nos apetecía mucho hacer una colaboración con La Casita de Wendy. Aceptó, nos pusimos a trabajar y ya llevamos 3 inviernos haciendo jerséis con ella.  Tenemos una relación preciosa y seguiremos haciendo cosas seguro. Inés nos ha enseñado el camino (la ética) y es una buena maestra, la mejor.

Jersey con tetas en zig zag en colaboración con La Casita de Wendy

 

Empiezas liberando la teta y terminas liberando el michelín y la cabeza

 

¿Cómo animaríais a las chicas jóvenes que, por pudor, no se atreven a marcar teta?

Creo que es algo que tiene que salir solo. Sólo podemos decir que el día que decides marcar y liberar la teta te sueltas de muchísimas cosas. Porque esto no va de enseñar las tetas sino de libertad, de desexualizarnos, de quitarnos complejos, de salirnos del estereotipo (que cansa mucho), de querernos más. Empiezas liberando la teta y terminas liberando el michelín y la cabeza

El Attelier Magazine

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.