Strobing, la técnica de maquillaje que rivaliza con el contouring

Seguro que a estas alturas ya todas conocéis qué es el contouring, pues esta técnica de maquillaje lleva arrasando entre las celebrities ya varios años. Si embargo, es posible que aún no conozcáis su técnica opuesta, el strobing.

Esta técnica consiste en iluminar el rostro, aportando claridad en aquellas zonas que queremos resaltar. Como podéis ver, la diferencia con el famoso contouring, es clara: uno se centra en oscurecer el rostro para hundir aquellas facciones que queremos disimular mientras que, por otro lado, el storbing,  se centra en aquellas que queremos potenciar.

Con la ayuda de un buen corrector y un iluminador tendremos un rostro con volúmenes, brillo y luminosidad potenciando por ejemplo, el arco de cupido sobre los labios, la frente en la zona alta de las sienes, la parte superior de los pómulos y la barbilla.

Pasos para crear un buen strobing

1. Para empezar a trabajar esta técnica, necesitamos tener la piel bien hidratada y nutrida por dentro, es decir, limpia y purificada, sin imperfecciones. Para ello, tenemos que haberla tratado con cosméticos previamente.

2. Deberemos aplicarnos una buena base alisadora, para cerrar los poros e imperfecciones. Una que sea ligera y translúcida, pero que a la vez cubra lo suficiente.

3. Necesitaríamos una base tipo CC cream. Que únicamente nos aporte un tono de color a nuestro rostro, dejándonos la piel lo mas natural posible.

4. A continuación aplicaríamos el corrector en la zona de debajo de los ojos, los laterales de la nariz y en la barbilla.

View this post on Instagram

🕷🕷🕷🕷

A post shared by Blua Lipa 💙 (@dualipa) on

5. Y por ultimo utiliza un iluminador liquido y con algo de brillo en las zonas altas de la cara: Sienes, tabique nasal y pómulos. Debemos tener en cuenta que es mejor realizar esta técnica con los dedos o con una brocha de lengua de gato. No es recomendable usar esponjas o brochas densas. Quitarán naturalidad al maquillaje.

6.  Para finalizar nuestro strobing, nos aplicaremos colorete en crema en tonos rosados o ámbar y aplicaremos también máscara de pestañas y eyeliner finito para potenciar un poco nuestra mirada. Aplicaremos también unos polvos fijadores.

 

Desde El Attelier, también os recomendamos que os apliquéis sombra blanca con un poco de brillo en el lagrimal. Todo sea por potenciar los ojos.

¿Qué técnica os gusta más? ¿La de potenciar nuestras facciones con luminosidad o la de marcarlas con tonos oscuros?

El Attelier Magazine

Silvia Fernández

Apasionada de la belleza, estudié quiromasaje y estética metiéndome de lleno en el mundo del maquillaje y la caracterización, sin olvidar la peluquería. Trabajo como consultora de Mary Kay y El Attelier, es mi forma de contaros lo que se sobre el cuidado personal. Aprendiz de la vida con ganas imparables de saborear cada bombón que hay en esta caja, llamada mundo. @SilviiaFdez

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.