¡Que no te haga engordar la Navidad!

Se acercan las navidades y cada día perdemos más y más fuerza de voluntad. Cada picoteo es una debilidad y una ocasión perfecta para engordar… un poquito de turrón, ese bollito con coco que huele tan bien, ese café tamaño Venti que te recarga las pilas, un poquito más de pavo en la cena de empresa, ¡Uy! El postre especial de la Navidad en tu restaurante favorito… Y la lista sigue y sumas una tras otra. El problema es que por mucho ejercicio que hagas es imposible quemar tanta grasa y tantos azúcares malvados. Y no digamos de las calorías vacías antes de irnos a la cama (son las que se convierten en grasa)

Por eso debes plantearte varias cosas.

Operación no engordar de más: lo primero es concienciarte

Porque, aunque haya mucha comida sobre la mesa, no significa que tengas que comértela toda. Deja pasar lo que no quieras, prueba un poco de cada plato y sólo continúa con una o dos de las cosas que más te gusten. Piensa en tu estómago y trata de ver si está lleno o aún tienes hambre.

No es sano fingir que todos los días están libres de restricciones.

Ten en cuenta que la comida de navidad es muy grasa

Y tiene su lógica. Se hacen para juntar a la familia en el momento más frío del año, cuando tenemos acceso a comidas más caras y que muchas de ellas tienen altos contenidos de grasa.

Come, no dejes de hacerlo, pero no te vuelvas loca. Los dulces de Navidad están creados a base de manteca, ni siquiera es mantequilla. No te comas 20, raciona.

El alcohol es un amigo muy traicionero

Parece que ayuda a bajar la comida y sí, lo hace. Pero pasarte de copas puede crear un efecto muy perjudicial en tu organismo. Que el alcohol engorda no es ningún mito, tienes que tenerlo muy en cuenta. Una copa o dos de vinos y una de champán son bien… pero una botella de cada uno puede sorprenderte en la báscula.

Además de evitar el alcohol, te proponemos usar un detox para prevenir o curar la resaca.

NO abandones el ejercicio

Es uno de los asuntos más importantes. Solo porque sean fiestas ¿dejas de respirar? ¿dejas de usar el móvil? Dejar los hábitos saludables en estas épocas y después de los atracones tiene dos consecuencias:

– Fomenta que ganes peso
– Hace que sea más difícil retomarlo

 

Si pasas las fietas en otro lugar sal a correr (las zapatillas son como el saber, nunca ocupan espacio) e intenta caminar más en vez de coger el coche. Hay videos (Blogilates hará que te sientas mal cuando no entrenas) que pueden ayudarte a no echar de menos el gym. Las opciones son miles.

Si el pasado año subiste la cuesta de enero y viste como el gimnasio se vaciaba en febrero, y además aguantaste las clases de TRX en verano, es porque puedes con esto y más.

No dejes que las Navidades se conviertan en una oportunidad para descuidarte. ¡Disfrútalas al máximo!

El Attelier Magazine

Redacción El Attelier

Magazine digital de moda, belleza, tendencias y lifestyle. El lugar en el que los Nuevos Talentos tienen prioridad. Más cool que ayer pero menos que mañana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.