Prendas con historia: el traje

La importancia de vestir bien es un fenómeno que la gran parte de la población sostiene y hay prendas especiales que merecen la pena indagar en su histora. La moda siempre está en constante transformación: se crea y se destruye, y todo, gracias a los gustos de los diseñadores y las necesidades de la sociedad. No obstante, hay piezas, como por ejemplo el traje que poco han cambio desde que los sastres empezaran a considerarlo una pieza clave en el armario de un hombre.

El_Attelier_traje 4

El traje, tal y como lo conocemos ahora, tiene su origen en el siglo XV, pero no fue hasta el XVII cuando se populariza gracias a Luis XIV de Francia y consistía fundamentalmente en tres piezas: casasca, chupa y calzones. La casaca era la parte de arriba y tenía mangas anchas. La chupa era un chaleco que estaba lleno de botones, debajo de éste se llevaba una camisa blanca porque era signo de limpieza y los calzones eran anchos llegaban hasta las rodillas. La longitud de la parte baja era así porque las medias masculinas de seda tenían mucho protagonismo en los aristócratas de la época.

El_Attelier_traje 7A 2844

Esas tres prendas han evolucionado hasta convertirse en chaqueta, chaleco y pantalones. Aunque el país galo fuera el percusor del taje, durante los siglos XVIII y XIX,  Inglaterra tuvo una gran importancia a la hora de elaborarlos, puesto que  los trajes se hacían a mano por los maestros de sastrería y cada pieza era elaborada de un material diferente. Poco a poco los trajes empezaban a despuntarse como una prenda de uso cotidiano marcado por la elegancia y en el siglo XX se empezaron a tomar las medidas tal y como las conocemos en la actualidad.

El_Attelier_traje 5

Lo único que van cambiando son las diferentes anchuras y algunos patrones debido al ritmo de vida que se lleva en cada momento. Los pantalones, por ejemplo, cada vez se han ido alargado más y se dejan de ver tanto los calcetines. Por otro lado, las partes de arriba se fueron acortando para darles mayor comodidad y, aunque cada sastre o diseñador realiza los trajes dependiendo de su punto de vista, hay unas medidas que se siguen teniendo muy encuenta para no perder en ningún momento la elegancia que se le atribuye a esta prenda de vestir.

Asimismo, también es importante el color y la confección. Los tonos que más se suelen utilizar son los oscuros como el negro, el gris o el azul noche. Los trajes de otros colores, como los beige, marrones o incluso los verdes, están destinados para eventos menos formales. En cuanto a la confección, es muy importante que el traje se realice con tejidos de gran calidad para que se amolde perfectamente al cuerpo. El material más utilizado es la lana en todas sus variedades, pero también se elaboran de otros tejidos mucho más ligeros.

El_Attelier_traje 2El_Attelier_traje 8

La moda inglesa dedicada a los trajes es de las más conocidas y también la más clásica porque han mantenido unos patrones parecido desde hace décadas. Sin embargo, los sastres franceses e italianos siempre están imponiendo nuevas formas e innovaciones a la hora de elaborar esta prenda de vestir. Un traje puede ser utilizado durante muchos años y todavía existen personas que se encargan de que este oficio no se olvide, a pesar de las pérdidas que tiene a causa de la moda comercial o en serie.

El_Attelier_traje 1

El Attelier Magazine

 

Fotos: Pinterest

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.