Maya Hansen trae los corsés al siglo XXI

El corsé siempre ha sido un elemento clave para potenciar la silueta de la mujer y, aunque Coco Chanel decidió a principios del siglo XX eliminar esta ‘opresora’ pieza del armario femenino para otorgar más libertad a las mujeres, es cierto que a lo largo de los últimos años los diseñadores actuales han puesto los corsés en el punto de mira.

el-attelier-maya-hansen5

Maya Hansen es una joven diseñadora española que destaca por trabajar de forma artesanal los corsés. Descubrió la costura ‘corsetier’ cuando se probó por primera vez esta prenda en una tienda de Berlín y, a partir de ese momento se interesó en esta sensual pieza estructurada. Después de  supo que iba a ser uno de los elementos clave de sus futuros diseños.

Ella ha investigado mucho sobre los corsés y ha logrado, después de buscar en archivos y patrones desde los siglos XVII al XX, rescatar esta prenda de los libros de historia y trasladarla a la pasarela adaptándola a las tendencias actuales. Hansen tiene cuatro líneas y se pueden ver a través de su página web: Funny, Couture, Black y Bridal. Con ellas viste a diferentes tipos de mujer en diversos momentos de su vida.

el-attelier-maya-hansen7

La diseñadora considera que un corsé bien hecho tiene que tener fundamentalmente ballenas de metal. Estas ballenas sirven para mantener la prenda en su lugar y permitir que la silueta se perciba mucho mejor. En su caso, utiliza de media 33 varas de acero y forra estos materiales metálicos con raso -según ella, este material otorga mucha más sofisticación al conjunto final-, eso es algo no lo tienen otras marcas, por lo que hace sus corsés más exclusivos. Además, Maya Hansen utiliza muy bien la técnica inspirándose en los mejores corsés de mundo para que los acabados sean perfectos y se adapte al cuerpo de la mujer que lo lleva.

el-attelier-maya-hansen6

En un principio, las clientas que buscaban esta pieza eran alternativas, solían tener un estilo muy gótico. Sin embargo,  con el paso de los años su público ha variado y se ha dado cuenta que se han vuelto más sofisticadas porque ahora las mujeres son más conocedoras de marcas de alta costura. Su clientela busca una pieza exclusiva, diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en un evento y por ese motivo, acuden a esta diseñadora.

Cada pieza requiere muchas horas de trabajo, incluso hay veces que los materiales son difíciles de conseguir y puede tardar meses en terminar un corsé, pero Maya Hansen asegura que si se tiene todos los materiales sobre su mesa, en una tarde podría elaborar una prenda para una clienta. Para poder llegar a eso,  la modista ha tardado años en desarrollar patrones que a día de hoy utiliza, pero también es cierto que en cada nueva colección se introducen modificaciones para adaptarlo a las tendencias actuales.

el-attelier-maya-hansen

Hay una creencia generalizada de confundir los corsés y los corpiños, pero no son nada iguales: “El cuerpo nota perfectamente la diferencia entre uno y otro. El corsé se ajusta al cuerpo como un guante, te sujeta y cuando te doblas vuelve a su forma, un corpiño te dura una noche”, explica en una entrevista para La Razón. límite de esta diseñadora está en la imaginación, y Maya Hansen parece que todavía no ha llegado a este punto. La calidad de cada uno de sus corsés y su trabajo han hecho que temporada tras temporada, la diseñadora vuelva a impresionar con las arquitectónicas y especiales piezas que crea. El cuerpo de las mujeres se ve diferente, más armonioso y

el-attelier-maya-hansen3 el-attelier-maya-hansen2 el-attelier-maya-hansen1

El Attelier Magazine
Fotos: Pinterest y Vogue

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.