Lo que quizás no sabías de la homeopatía

Muchos antepasados usaban plantas y hierbas medicinales para curar distintas enfermedades. Podría decirse que la homeopatía estuvo presente desde los orígenes del ser humano. Sin embargo, la homeopatía como tal surgió en el siglo XVIII de la mano de Samuel Hahnemann, un médico alemán. Desde sus inicios ha sido un método repudiado y querido por ambas partes, demasiado polémico para la medicina tradicional. La homeopatía es una terapia no convencional, basada en la ley de los semejantes o lo que algunos también llaman la ley de similitud. Los defensores de esta ley afirman que una sustancia que causa enfermedad puede ser administrada en dosis pequeñas para combatirla y ponerle fin. Tiene múltiples beneficios que la mayoría de las personas no suelen tener en cuenta.

Algunos beneficios de la homeopatía

Natural. Al utilizar componentes naturales evitan que puedan aparecer efectos secundarios. También destaca porque los medicamentos homeopáticos no generan adicción en el paciente una vez que comienza con su tratamiento. Tampoco provocan reacciones alérgicas cuando se ingieren.

Los medicamentos homeopáticos se crean a partir de múltiples disoluciones de un producto químico en agua. Por lo tanto, no se habla de fármacos como tal sino de medicina. Por otro lado, también ayuda y prepara al organismo en su defensa contra la enfermedad de una forma natural.  La empresa Boiron lleva desde 1932 ofreciendo a la sociedad medicamentos homeopáticos de gran calidad. La homeopatía también permite que se puedan compatibilizar varios tratamientos y terapias al mismo tiempo sin anular el efecto de ninguna de ellas. 

Fáciles de ingerir. Habitualmente la mayoría de los medicamentos homeopáticos se deshacen en la boca y no requieren agua para poder tomarlos. Por ello es tan fácil también administrarlo en el tratamiento de niños. No habrá ningún tipo de problema en la toma. 

Cuidado cotidiano. La homeopatía también ofrece una gama de productos dedicados a la rutina diaria como cremas fáciles y corporales. Estos productos tan solo llevan componentes naturales y ayudan a mantener la dermis cuidada y sana.

Diagnóstico personal. Los profesionales homeópatas toman en cuenta los factores  y características de cada paciente y hacen una investigación profunda tanto física como mental, pero de forma individual. A diferencia de la medicina tradicional no aplican un tratamiento general por presentar síntomas parecidos a otros pacientes.

La homeopatía cree que las enfermedades actúan de forma diferente en cada organismo y por ello deben tener en cuenta todas las posibles causas y circunstancias que les rodea. Así se adapta a su edad, a su género e incluso a sus problemas personales. De esta manera se trata al enfermo y no solo a su enfermedad. 

Relajación. 

La homeopatía no solo ofrece soluciones para tratar enfermedades también es capaz de combatir síntomas como el estrés o la ansiedad acompañadas en muchas ocasiones de técnicas de relajación para conseguir un resultado efectivo. Las técnicas más usadas son: la práctica de algún deporte, organización y meditación. Los medicamentos homeopáticos se pueden usar junto a estas rutinas. La Passiflora Incarnata ayuda a reducir el estrés y conciliar el sueño. La Calcarea Carbonica combate la ansiedad provocada por pensamientos acerca de un futuro que no se puede controlar. Y en casos de ansiedad severa, insomnio o malestar general el Aconitum Napelus ayuda a tratar estos síntomas.

En cualquier caso, siempre es recomendable acudir a un médico homeópata que pueda ofrecer el tratamiento indicado para el caso en concreto, no es recomendable usar medicamentos sin prescripción médica.

La homeopatía no es azúcar ni placebo 

Los beneficios de la homeopatía como habéis podido ver son múltiples y sirven para tratar cualquier problema físico o mental que presente el paciente. Aunque muchos crean que su efecto curativo se deba al efecto placebo, los profesionales homeópatas defienden que no es así. Que trabajen con dosis pequeñas no significa que los resultados se deban al placebo sino a la acción energética que se consigue de la materia infinitesimal. Hay muchos incrédulos porque no comprenden el poder que tiene esta medicina. Que no se pueda ver no significa que no funcione. Trabajos como los de Masaru Emoto hablan de la memoria del agua y de cómo esta actúa dependiendo de la sustancia que ha sido disuelta en ella.

Esta medicina también ha sido probada en bebés e incluso en animales. Ambos han tenido una reacción muy positiva al tratamiento. También es importante dejar a un lado la creencia de que estos medicamentos se basan en la azúcar para curar o tratar a un paciente. Lo cierto es que el azúcar es solo el medio para administrar las disoluciones homeopáticas. Por lo tanto, lo que cura no es el azúcar sino la mezcla de la sacarosa y la fructosa en la disolución. Sería como creer entonces que lo que cura de un jarabe es su sabor y no sus componentes. En España el uso de medicamentos homeopáticos está cada vez más extendido entre las familias y se puede adquirir en cualquier farmacia. 

El Attelier Magazine

Redacción El Attelier

Magazine digital de moda, belleza, tendencias y lifestyle. El lugar en el que los Nuevos Talentos tienen prioridad. Más cool que ayer pero menos que mañana.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.