Las claves de la paleodieta

Empieza a apretar el calor y eso significa que los fines de semana en la playa se acercan, por lo que la operación bikini tendría que empezar a mostrar sus resultados. Seguro que estáis cansados de seguir dietas estrictas que no os dejan comer nada, por eso os presentamos la paleodieta. Esta dieta, que es tendencia actualmente, permite que cada persona la ajuste a sus necesidades y no se sienta agobiada por los alimentos que debe comer, sino que la podemos confeccionar a nuestro gusto mientras sigamos las pautas básicas que nos marca.

La primera clave que hay que tener clara en la dieta paleolítica es que solo podemos ingerir aquellos alimentos que nos da la Tierra. Evitaremos así todos los productos que sean procesados y nos alimentaremos de carne y pescado, así como de verduras y frutas. Así los platos estrella de nuestra dieta serán carnes magras, pescados y mariscos acompañados de todas las verduras posibles, y siempre de postre una fruta para darnos azúcar. La carne nos dará la proteína que necesita nuestro cuerpo, pero la dieta paleolítica requiere comer más cantidad de la que se ingiere en una dieta normal, siendo el 35% de lo que comemos en un día.

El Attelier_paleodieta_2

Las legumbres hay que evitarlas ya que están cargadas de antinutrientes, como también todos los cereales. En el caso que se quieran ingerir cereales debemos probar que sean sin gluten para evitar todas las enfermedades que se le asocian actualmente.¡Ojo, los cacahuetes cuentan como legumbre!

El Attelier_paleodieta_3

Nuestra dieta tiene que ser siempre rica y variada, por lo que la complementaremos con huevos. Eso sí, se recomienda no comer más de seis por semana, ya que nos estamos cuidando ¡vamos a evitar tener el colesterol por las nubes! Pero esto no quiere decir que no podamos comer grasas, ya que son buenas siempre que sean de procedencia animal y vegetal. El omega3 y el omega6 serán nuestros mejores aliados a la hora de pensar qué grasas ingerimos.

El Attelier_paleodieta_4

En la paleodieta es importante pensar en los alimentos que tenían en el paleolítico, por lo que el azúcar y la sal son condimentos que no añadiremos a nuestras comidas. Eso no quiere decir que comáis soso, un poco de sal si se le puede añadir pero vamos a intentar no abusar de ese condimento. Pero el azúcar ni hablar, las propias frutas ya llevan el suyo para darnos la dosis que necesitamos. Es importante que todos estos alimentos se cocinen con aceite de oliva y si queremos los podemos acompañar de frutos secos, sobretodo nueces que nos proporcionaran la buena dosis de omega3. Eso sí, si queremos bajar peso no debemos poner más de 4 cucharadas de aceite en nuestras comidas.

El Attelier_paleodieta_5

Otro elemento importante en esta dieta es la exposición al sol de manera diaria, ya que así nos cargaremos de vitamina D de la manera más natural posible. Y no hay que olvidar tampoco el ejercicio físico, que tal y como pasaba en el paleolítico, hay que hacerlo sin máquinas y ejercitando nuestro cuerpo de una manera natural. Es por eso que en la paleodieta se recomienda mucho el crossfit, que aporta muchos beneficios al cuerpo por potenciar un gran ejercicio físico basado en el trabajo de todo el organismo.

El Attelier_paleodieta_1

Estas son las claves de la dieta paleolítica, ¿os sumáis a la tendencia?

El Attelier Magazine

Fotos de Pinterest

Aida Guich

Estudiante de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Muy apasionada, con mucha ilusión por aprender y dispuesta a emprender nuevas aventuras. Me encanta empaparme de cultura con libros, cine, teatro, museos y descubriendo los rincones del mundo. @AidaGuich

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.