IZTAC, puro sabor mexicano

¿Qué mejor plan que regalarle a tu paladar el más puro y verdadero sabor mexicano? Y decimos verdadero porque no seremos las primeras en relacionar y sin querer la comida mexicana con el conocido tex-mex. Señores, ¡no es lo mismo! ¡Y ni parecido! IZTAC da la bienvenida a este maravilloso mundo de la comida mexicana ¡Y de que manera!

La propuesta de su propietario, Jorge Vázquez, es viajar por los diferentes Estados del país azteca apostando por una cocina de calidad y auténtica llena de variedad, riqueza y matices.

Parte de uno de los lienzos del salón de Iztac
Parte de uno de los lienzos del salón de Iztac -Marta Baena-

Explosión de sabor y color

El chef Juan Matías transporta a cualquiera que tenga el placer de sentarse en una de las mesas de Iztac a los sabores más puros y genuinos de esta gastronomía haciendo de cada bocado algo mágico. Cada creación sintetiza a la perfección las diferentes opciones culinarias que recoge el país, desde el noroeste en la baja California hasta el sureste en Quintana Roo. Un total de 32 estados plasmados en cada una de sus creaciones ¡Es alucinante!

Cada plato es perfecto. No hay otra definición. Cuidan cada detalle. Todo esta colocado y preparado por algo y con un objetivo claro. ¡Y lo consiguen! Es un verdadero regalo a la vista y al paladar. ¡Una explosión de sabor y color!

Las creaciones

Nosotros abrimos boca con unas chilapitas de cochinita pibil y unas tostadas de pollo con salsa roja, nata y queso. Un bocadito perfecto para abrir la puerta a México.

Chilapita de cochinita pibil
Chilapita de cochinita pibil -Marta Baena-

 

Tostada de pollo con salsa roja, nata y queso
Tostada de pollo con salsa roja, nata y queso -Marta Baena-

Seguimos con uno de sus entrantes estrella: el queso relleno yucateco. Un queso de bola holandés que gratinan en un horno de carbón y va acompañado de picadillo yucateco (cerdo y ternera, aceitunas, alcaparras, almendras y pasas)  bañado en salsa Kol y chiltomate.

Queso relleno yucateco
Queso relleno yucateco -Marta Baena-

Para continuar degustamos tres de sus platillos. En primer lugar, uno de los 7 moles oaxaqueños: solomillo en mole coloradito envuelto en hojasanta. Preparado con chile ancho, guajillo, especias y frutos secos.

solomillo en mole coloradito envuelto en hojasanta
Solomillo en mole coloradito envuelto en hojasanta -Marta Baena-

En segundo y mostrando lo presente que está el mar en esta gastronomía, un delicioso platillo elaborado con la pesca del día marinada en cilantro y cocinada a la brasa en una hoja de tamal y una mezcla de verduras: mextlapique de gallo.

Mextlapique de gallo.
Mextlapique de gallo -Marta Baena-

Y por último, el platillo del mes: gambas en manchamanteles. Un mole espeso de sabor dulce. Sin duda alguna, ¡el plato de la noche!

Gambas en manchamanteles
Gambas en manchamanteles -Marta Baena-

Para terminar degustamos la tartaleta de cajeta, plátano laminado y flambeado con canela y brandy acompañado de helado de vainilla y su postre más ligero y refrescante: gelatina de guanábana sobre una salsa de coco acompañado de una palanqueta de cacahuetes ahumados.

Tartaleta de cajeta y gelatina de guanábana
Tartaleta de cajeta y gelatina de guanábana -Marta Baena-

Destacar su propuesta de coctelería, repleta de autenticidad como toda la carta, en la que no pueden faltar las micheladas, una excelente selección de mezcales, y uno de los grandes clásicos de la cultura mexicana: las margaritas.

El espacio

El restaurante recibe su nombre por la leyenda de los amantes Iztaccíhuatl y Popocatépetl. Una historia de amor ambientada en el esplendor del Imperio Azteca que relata la tragedia de estos dos enamorados.

Uno de los lienzos que lucen las paredes del restaurante Iztac
Uno de los lienzos que lucen las paredes del restaurante Iztac -Marta Baena-

El espectacular salón cuenta con unos impactantes lienzos que reflejan la leyenda llenos de color y originalidad,  una zona de bar nada más entrar con un diseño exclusivo en su techo formado por 4200 botellas de la reconocida cerveza mexicana Corona y una cocina que se encuentra abierta a la sala es el resultado de este espacio que permite disfrutar y vivir una experiencia única en cualquier momento del día.

Además, el frío que está haciendo este invierno tiene remedio en Iztac. Su nueva terraza climatizada con chimenea y suelo radiante nos acerca aún más al calor de México. ¡ Ya no hay escusas para no salir por el frío!

Nueva terraza climatizada del restaurante Iztac
Nueva terraza climatizada del restaurante Iztac -Iztac-

Déjate seducir por el mágico ambiente que seguro que te contagia nada más traspasar su puerta y disfruta del autentico placer que te regalan restaurantes como Iztac.

El Attelier Magazine

Marta Baena

Acuario desde 1996. Periodista, que no loro y amante de las cosas y personas bonitas y nuevas por conocer. La vida es demasiado bella para dejarla pasar. Sincera. Intensa en todos los sentidos y con carácter. El chocolate lo cura todo. Viajar también. @27martt

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.