Ingresos pasivos: prepara la hucha para tu próximo viaje

¿Alguna vez has oído hablar de los ingresos pasivos? No, no quiere decir que caigan billetes de 100 euros en 100 euros en tus manos por arte de magia, se trata de algo más complejo pero a la vez una manera de ingreso recurrente. La sociedad actual está habituada a un tipo de incentivo y a una cuota salarial que nada tiene que ver con el llamado ‘ingreso pasivo’, pues esta nueva forma combina la inversión y la paciencia con las aspiraciones de cada uno.

¿Ingresos pasivos?

En esta nueva forma de trabajo el tiempo no es un factor que influya en los ingresos finales, una forma de negocio en el que no te impide disfrutar de tu calidad de vida pero sí pide una paciencia e inversión inicial. Con la técnica de los ingresos pasivos no es necesaria su presencia física como en un negocio normal, ejemplo de ello, es el Airbnb. En esta web los anfitriones son personas que tienen propiedades que no usan y las ofrecen a otras personas para que estas disfruten de su espacio en un tiempo determinado. Fácil, ¿no?

Lo complejo de esta técnica reside en los inicios, pues como todo negocio necesita de inversión y pura creatividad. Pero no solo las viviendas en alquiler, como en el caso Airbnb, pueden servir de negocio pasivo, el límite está en su potencial y creatividad.

¿Es todo lo online una forma de ingreso pasivo?

La era de Internet y, con ello, cada una de sus aplicaciones y páginas webs han facilitado esta nueva forma de ingreso. Sin embargo, hay que ir más allá de lo básico, no todo lo online es un ingreso pasivo. Negocios como la fotografía, la creatividad, la comunicación, la formación online o, incluso, la publicidad online, estos sí que pueden ser fácilmente referentes para referirse a los ingresos pasivos.

¿Qué mejor forma de volver a la rutina que con una meta? La técnica de los ingresos pasivos no quiere decir que hay que dejarlo todo por invertir en la red hasta que, prácticamente, caiga dinero del cielo, sino que para aquellos que estén dispuestos a vivir de su sueño el camino no sea tan complicado.

El Attelier Magazine

Yannick Ramos

Periodista de vocación. Mente creativa y soñadora con carácter activo, impulsivo y organizativo. Apasionada de la moda como arte, débil ante los perfumes, barras de labios y los viajes. ¡Viva Coco, libre!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.