La importancia de las impresoras 3D en la moda

La moda está más unida a la tecnología que nunca, las prendas innovadoras confeccionadas con materiales reciclados o novedosos está a la orden del día, pero al futuro de la industria textil le queda mucho por recorrer. Dentro de unos años las impresoras 3D formarán parte de nuestro día a día como si se tratara de un ‘aparato’ más que tenemos en casa. No será extraño ver cómo buscamos una prenda en internet, la seleccionamos, la imprimimos y, ¡lista para llevar!

impresoras3d-elattelier

Cada vez la moda se democratiza más y el proceso de elaboración es tan rápido que las prendas y complementos que se muestran en las nuevas colecciones en las pasarelas, parecen estar en las tiendas en pocas semanas, ¿inspiración o copia? Eso es un tema digno de analizar, pero por el momento nos centramos en el futuro. Los diseñadores emergentes ya apuestan por esta técnica a la hora de crear y, las prendas tecnológicas respetan mucho más el medio ambiente porque la industria textil genera millones de toneladas de material de desecho y necesita un proceso intensivo de agua para elaborar las prendas.

impresora3d-elattelier

¿Cómo se haría una pieza? En múltiples etapas y nada fáciles. Primero, el diseño tiene que comenzar en un ordenador para elaborar de forma artística la impresión y para eso es muy importante la arquitectura y el diseño gráfico. En segundo lugar, se tienen que corregir los posibles fallos antes de enviar el diseño definitivo a la impresora y para asegurar que la prenda saldrá tal y como queremos en un principio. Más adelante, el diseño cobrará vida usando la estéreo-litografía Mammoth, una técnica de fabricación que crea los objetos capa a capa. Y por último unos láseres ultravioleta escanearán el diseño en una resina líquida que se irá endureciendo a medida que entra en contacto con el láser para que la prenda en 3D vaya tomando su forma gradualmente.

Collage_Fotor

Esta innovadora forma de crear moda puede revolucionar la industria tal y como la conocemos actualmente porque reduciría la inversión a la hora de producir y crear el stock de venta. Sólo se fabricarían las prendas que el consumidor quiera y no se desecharían millones de kilos de ropa que no se usa. Por tanto, no será necesario que se manden a producir a China, Bangladesh o Camboya esas piezas que porque en la misma impresora está el material final de la prenda y la mano de obra barata desaparecería definitivamente. Sin embargo, la principal desventaja es que todavía las impresoras son muy caras y muy pocas personas pueden tener acceso a ella. Además, es necesario que los tejidos sean resistentes y, sobre todo flexibles.

impresoras3d-attelier

Los investigadores aseguran que dentro de unos años habrá más acceso a estos aparatos tecnológicos y no será extraño imprimir nuestra propia ropa. La comodidad que proporciona esta técnica será mucho mayor que la que nos ofrece las compras online actualmente porque gracias a las impresoras 3D, los productos los podríamos adaptar a nuestros gustos y al cuerpo. En definitiva, una nueva forma de comprar y llevar la ropa que más nos guste.

El Attelier Magazine
Fotografías: 3dprint.com

 

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.