Gases durante la regla, ¿por qué surgen y (sobre todo) qué hacer?

Aunque hablar sobre salud vaginal y menstruación es cada vez más común, todavía hay algunos temas casi clandestinos. No son (precisamente) pocas las molestias que sentimos a lo largo de nuestro ciclo: dolores de cabeza, retortijones, cansancio, aumento del apetito, etc. No obstante, los gases, una de las más comunes cuando tenemos la regla, pasa desapercibida entre las charlas habituales.

¿Por qué tenemos más gases durante la regla?

El cuerpo femenino es un maravilloso compendio de hormonas y sustancias que, siendo sinceras, no siempre nos facilitan nuestra actividad diaria. El estrógeno y la progesterona, las dos hormonas que determinan nuestro sexo (femenino), varían su concentración en sangre a lo largo de todo el ciclo menstrual. Durante la ovulación, el estrógeno está en su valor más alto y es normal sentir un aumento en la retención de líquidos y cambios de humor repentinos. Por su parte, la progesterona se encarga de mantener las paredes uterinas en condiciones óptimas para un posible embarazo y, una semana antes de la regla, ayuda a relajar los músculos aumentando el nivel de gases en nuestro cuerpo.

Por si estas dos hormonas no fueran suficiente, durante el ciclo se ven acompañadas de una sustancia llamada prostaglandina. La doctora Melodie Rodríguez nos explica que esta “aparece normalmente en cualquier situación de estrés: cuando hay fiebre, dolor, etc. Esta sustancia actúa en todos los niveles del cuerpo y en el intestino lo hace de manera inflamatoria favoreciendo el aumento de gases y otros problemas gastrointestinales como diarreas. Además, es la culpable también de la contracción de los músculos y los calambres que sentimos durante esos días”.  

Lily Cup Compact de INTIMA

¿Qué podemos hacer para aliviar los síntomas?

Aunque estos efectos son totalmente normales durante el periodo, también pueden resultar incómodos y suponer un inconveniente en nuestra rutina diaria. Además de conocer nuestro cuerpo y cómo se comporta, es importante tener un control sobre el tiempo y la fase en la que nos encontramos. Algo tan sencillo como descargarnos una aplicación puede ayudarnos a estar preparadas y prevenir o mitigar alguno de estos síntomas.

Otro pequeño truco es tener preparado un kit para cuando nos venga la regla. Algo tan sencillo como un neceser en el que introducir pañuelos desechables o toallitas íntimas, desinfectante de manos, una prenda de ropa interior de repuesto y nuestra copa menstrual. Actualmente existen opciones plegables (como la Lily Cup Compact de INTIMA) y totalmente compactas que ofrecen una protección de hasta 12 horas. Otros pequeños trucos a lo que podemos recurrir son:

  • Mantener una dieta equilibrada evitando alimentos de digestión lenta como las legumbres, los lácteos y la comida basura o el azúcar.
  • Masajes en el vientre para facilitar el tránsito intestinal que alivien la hinchazón y el dolor.
  • Beber abundante agua para mantenerse hidratada y ayudar al rendimiento del intestino.
  • Hacer ejercicio de manera regular. El movimiento de la pared abdominal hará que los intestinos se mueven, liberando así el gas atrapado dentro del cuerpo.

Recuerda que cada cuerpo es diferente y que poco a poco aprenderás a conocer qué elementos funcionan mejor y peor. La aparición de gases, así como cualquier otro síntoma, durante la regla es algo normal que forma parte de un proceso natural. Si tienes cualquier duda o consideras que los efectos que sufres se salen de lo común, no dudes en visitar a un ginecólogo de confianza para que te realice una revisión.

El Attelier Magazine

Marina Asins

Onírica y textual. Puedes encontrarme aquí y en Instagram como @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.