Los filtros de Instagram, ¿sabes cómo afectan a tu salud mental?

Pecas por doquier, pómulos definidos, labios bien gruesos, una nariz fina, pestañas de infarto, ojos grandes y brillantes, piel más lisa… y así sucesivamente. Todo esto es posible tenerlo sin pasar por quirófano gracias a (o por culpa de) los filtros de la red social Instagram, cuyos usuarios ya no pueden dejar de incorporarlos en sus selfies.

Aplicación de Instagram
Aplicación de Instagram

De Instagram a quirófano

Lo que empezó como diversión, se ha acabado convirtiendo en una obsesión, sobre todo entre los más jóvenes. Antes se usaban como un mero entretenimiento, pero a la larga ha ido creando una serie de inseguridades que van más allá, concretamente al cirujano.

Como lo lees, cada vez más son los pacientes que acuden a la clínica para hacerse unos retoques estéticos. Los que antes querían parecerse a algún famoso ahora quieren parecerse a ellos mismos con un filtro de Instagram.

Filtros de simulación de cirugía
Filtros de simulación de cirugía

¿Es posible llevar los filtros a la realidad?

No, esto es lo que no saben. Y es que es imposible competir con una imagen digital, por lo que es inalcanzable parecerse a un filtro en la vida real, ya que este desfigura la cara por completo.

Es una realidad que como mejor se ve la gente es con estos filtros, por lo que siempre optan por usarlos. Subir una foto con este tipo de filtros ya es una rutina, resultando imposible entre muchos usuarios subirla sin ningún tipo de retoque.

Estos efectos han impuesto un canon de belleza que ahora todos quieren seguir y encajar en él. Este ideal es cuanto menos bello, alejándose mucho de la realidad y de lo que es lo normal. Lo peor es que es muy fácil de conseguir y en cuestión de segundos: con tan solo un click.

Jóvenes con estos filtros
Jóvenes usando estos filtros

¿Qué provoca el uso de estos filtros?

Lo que esto provoca es una baja autoestima y un aumento de las inseguridades, creando una falsa imagen y unas expectativas que para nada se corresponden con la realidad, consiguiendo así unos efectos psicológicos bastante perjudiciales.

En muchos casos, jóvenes han necesitado ayuda psicológica debido a que cuando no usan estos filtros no se ven como les gustaría, y, comparándose con una imagen digital, no se reconocen a sí mismos. Lo que provoca inseguridad, falta de confianza y frustración de no poder estar a esa altura.

Instagram decide suprimir los filtros que imiten la cirugía

Como los jóvenes, sobre todo los que están forjando su identidad, están continuamente expuestos a estos filtros con retoques estéticos y, por consecuencia, a los trastornos de autoestima, la red social ha considerado eliminarlos para no promover los retoques estéticos ni dañar la salud mental.

¿Qué te parece esta decisión? ¿Te has sentido mal alguna vez usando una foto al natural sin aplicar ningún tipo de filtro?

Filtros con retoques estéticos
Filtros con retoques estéticos

Lo que está claro es que estos no hacen ningún bien en las personas inseguras o con baja autoestima y que provocan algún tipo de alteración mental.

Si aún no sabes si eres una de ellas fíjate en tus filtros guardados en esta red social, estos te dictarán todas tus carencias, porque puede que padezcas de un trastorno y todavía no lo sepas.

¡El mejor consejo es quererse a uno mismo tal y como es! Porque la belleza, es subjetiva.

El Attelier Magazine

Gara Sevilla

Doctora en Periodismo. Junto la moda con la escritura y los viajes, tres de mis pasiones. Fiel seguidora de las últimas tendencias y feliz, tremendamente feliz, de compartirlas. @garasevilla

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.