Doomscrolling, ¿cómo evitar que el móvil abstraiga?

El término doomscrolling ha puesto nombre a una nueva tendencia que amenaza la calidad de nuestro sueño y nuestra salud mental. ¿Cómo podemos evitarlo?

¿Qué es el doomscrolling?

El término hace referencia a la comprobación compulsiva de las noticias negativas que se mueven por internet. Proviene de la palabra doom, que significa condena, maldición o amargo destino y scrolling (deslizar o desplazar) que se utiliza para designar el acto de navegar por internet.  A pesar de que la atracción hacia lo malo es propia de la condición humana, pasar tantas horas encerrados en casa ha hecho que nuestra dependencia se haya disparado. Los pioneros en usar este término fueron varios reporteros estadounidenses que se dieron cuenta, durante la pandemia, de la adicción que suponía leer noticias de índole catastrófica.  

El cerebro humano siente mayor inclinación hacia los datos negativos y todo aquello que produzca un cierto grado de ‘morbo’. De ahí que triunfen tanto los programas que se dedican a criticar la reputación de otras personas o que supongan un vistazo a la intimidad más humillante de sus concursantes. Nuestro instinto de supervivencia es el encargado de activar en nuestra mente, ese deseo de conocer más acerca de las desgracias que nos rodean para estar preparados en caso de que fuera necesario.

¿Cómo evitarlo?

Debido a los algoritmos que manejan la información que se nos muestra en las redes -os recomendamos encarecidamente el documental de Netflix El dilema de las redes– cada vez que consumimos un contenido de este tipo, aparecen otros similares en nuestro radar. Así pues, es fácil pasar horas saltando de una publicación a otra leyendo constantemente historias negativas. A todo esto hay que sumarle, por si fuera poco, el bombardeo de los medios tradicionales y las conversaciones que mantenemos en persona.

El resultado del doomscrolling es un cóctel molotov que afecta a nuestro estado de ánimo, nuestros patrones de sueño y que puede provocar ansiedad y desasosiego. Para evitarlo, es tan fácil como seguir alguno de estos consejos:

  • No informarnos constantemente. Utilizar las redes como medio de entretenimiento y limitar la lectura de noticias a determinadas horas. Mejor si optamos por leer la prensa o vemos, simplemente, tan solo uno de los dos telediarios disponibles cada día.
  • Meditación, yoga o deporte. Intenta despejar la mente con algún tipo de actividad física que te ayude a desconectar y respirar con tranquilidad. Esto ayudará a bajar los niveles de estrés y te distanciará del teléfono durante un rato.
  • Hobbies y entretenimiento. Pinta, baila, lee, dibuja, juega o queda con amigos. Aleja la pantalla de tus manos el máximo tiempo posible. Tu mente y tus ojos te lo agradecerán.

Hoy en día estamos expuestos a un bombardeo de información constante que puede afectar a nuestro estado de ánimo. Elegir cómo, cuándo y qué consumimos es nuestra responsabilidad. Sigue nuestros consejos y desengánchate del doomscrolling.

El Attelier Magazine

Marina Asins

Onírica y textual. Puedes encontrarme aquí y en Instagram como @marinaasins.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.