Siete consejos para superar “con éxito” el estrés de la rutina

¿Trabajas? ¿Estudias? ¿Has vuelto a la rutina y tienes estrés? No sabemos cual es tu caso particular, pero seguro que este nueva entrada te va a ayudar, y mucho. Son muchas las personas que intentan encontrar un equilibrio entre vida laboral y personal, sin pararse a pensar en lo importante de encontrar ratos para estar con uno mismo. La clave está en esa palabra “equilibrio” y en la importancia que conlleva.

¿Quieres descubrir cuáles son nuestros trucos para conseguirlo? ¡No te lo pierdas!

1. Comienza tu día con tareas que no requieran mucha energía y espera a realizarlas en el momento de más concentración.

Cómo en el ejercicio físico, la concentración también se debe trabajar y calentar. Tanto en el trabajo, cómo en la actividad académica. es importante comenzar por procesos más sencillos y aprovechar los momentos de mayor concentración para realizar las tareas que más energía conlleven.

En el ámbito laboral también es importante establecer prioridades o incluso relegar funciones para no vernos sobrepasados por la situación y con exceso de tareas.

2. Gestiona tu tiempo y establece intervalos para descansar de tus tareas

Gestionar tu tiempo es una de las cosas más importantes en tu rutina diaria. Te ayudará a rendir más en tus tareas y conseguirás acabar menos cansada tu jornada.

Puedes aprovechar estos momentos para dejar de estar aislado (otra acción que produce estrés) y relacionarte con otras personas tomando un café, conversando o saliendo un momento de tu ambiente de trabajo. Cambiar las rutinas habituales en momentos de estrés es lo mejor y te ayuda a desconectar.

3. Evita las bebidas excitantes

Sus efectos pueden ser contraproducentes: elevan la tensión nerviosa y por tanto el estrés.

4. Hacer ejercicio físico

La actividad física ayuda a liberar la tensión y a quemar la energía generada por el aumento de adrenalina, noradrenalina y cortisol que se genera con el estrés. Al finalizar, se obtendrá un estado de relajación que alejará las preocupaciones.

5. Comer saludablemente

Las comidas y cenas ligeras y sanas favorecen la reducción del estrés. Hay que comer sin prisas, masticando lentamente y evitando comidas copiosas, de difícil digestión y especiadas.

6. Un baño caliente al finalizar el día

Permite relajarse y ayuda a eliminar la tensión muscular.

7. Descansar lo suficiente

El sueño siempre es reparador cuando una persona se enfrenta a una situación de estrés, por lo que es necesario mantener una adecuada higiene del sueño, cenando una hora antes de irse a dormir, manteniendo las condiciones de oscuridad y temperatura adecuadas en la habitación y no realizando ninguna otra actividad en la cama, como leer o ver la televisión.

Estos son algunos de nuestros consejos. Podríamos seguir enumerando, pero, lo más importante, es no permitir que sea el estrés el que marque la pauta en la propia vida.

El Attelier Magazine

María Regadera

Soy estudiante de Periodismo, inquieta y fiel defensora de la verdad y de la objetividad. Creo en el poder de las palabras y en la magia de expresar sentimientos con ellas. Me gusta mucho la moda y estoy aquí para hablaros de ella. Puedes encontrarme también en @mariaregmar

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.