Burger Shack: sabores nacidos de un road trip por Estados Unidos

Una vuelta a los orígenes, a la hamburguesa de carretera americana de toda la vida, pero sin renunciar a ingredientes de primera calidad. Así se define Burger Shack, una hamburguesería ubicada en pleno corazón de Chueca que, sobre todo, quiere ser clásica.

“Absolutamente, todos los ingredientes con los que trabajamos son frescos, pues trabajamos con producto de cercanía

Lo que realmente caracteriza a Burger Shack es la calidad. “No somos fast food”. De este modo, la carne es 100% de vacuno y es picada a diario para garantizar la frescura y jugosidad. Su pan, obtenido de una receta totalmente natural y elaborado a base de harina de patata por panaderos artesanos que trabajan únicamente para Burger Shack, es otro de sus puntos fuertes. Se caracteriza por su suavidad y por amoldarse y envolver a la perfección al resto de ingredientes.

La famosa ‘croqueta’

Como su propio nombre indica, una de las señas de identidad de Burger Shack son los shacks. Se trata de una croqueta que se añade en el interior de su hamburguesa más famosa, la Burger Shack. Está disponible en varios sabores a elegir por el comensal. Además de carne de ternera, lechuga, tomate y cebolla, a esta burger se le puede incorporar una croqueta de queso empanado a elegir entre cinco sabores: cheddar fundido con jalapeños, cheddar fundido con setas Portobello, cheddar fundido con chistorra y pimiento verde ahumado, queso crema fundido con bacon y cebolleta china y queso azul fundido con nueces.

¿Qué nos encontramos en la carta de Burger Shack?

En la carta de Burger Shack se pueden encontrar recetas tan clásicas como la cheeseburger y la Bacon Shack, con carne de ternera, queso cheddar fundido, lechuga, tomate, cebolla y crujiente bacon. Además, cuenta con varias novedades: la Oh My Cheese, con carne de ternera, croqueta de Mac&Cheese fundido, tomate, lechuga y cebolla; la Pull-ED, con cerdo deshilachado cocinado a fuego lento, crujientes aros de cebolla, BBQ, coleslaw y pepinillos; la Cabrona, con carne de ternera, mermelada de pimiento rojo, queso de cabra flameado, lechuga, tomate y cebolla; y la Trufada, elaborada en su versión más clásica con Gouda trufado, aceite de trufa y carne de primera.

El viaje a Estados Unidos no acaba aquí. En la carta hay platos tan típicos como alitas de pollo y milkshakes. También nuevos entrantes como los nachos con carne pulled pork y nuevos postres como la cookie de manzana con nueces y dulce de leche. “Nos gusta decir que Burger Shack está en Madrid para complacer a esos amantes de las hamburguesas clásicas, a los que añoran el sabor original de una cheeseburger o de unas alitas bañadas en salsa BBQ o Buffalo”, reitera Patricia Rodrigues: “Sabemos que hay muchas personas que aman la comida americana y que no siempre hay propuestas que trabajen este concepto con ingredientes de primera calidad”.

BURGER SHACK

Augusto Figueroa, 32, 28004, Madrid.

Horario: martes, miércoles y domingo de 13:30 a 23:00h y jueves, viernes y sábado de 13:30 a 24:00 h. Lunes cerrado.

Precio medio: 12,50 euros.

www.helloburgershack.com

No obstante, sí que hay algo que diferencia a Burger Shack de las hamburgueserías americanas: aquí, para beneficio del comensal, el servicio se hace en mesa. Además, es un establecimiento dog-friendly y acepta a todo tipo de perros sin restricciones.

El Attelier Magazine

Luli Borroni

DIRECTORA

Comparto por escrito las cosas que más me gustan. Mis consejos de moda y estilismo, belleza y estilo de vida. Además, mis recomendaciones gastronómicas y recetas aquí y en @yummyluli. ¡Gracias por estar ahí! :)

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.