Beneficios del tomate

Hoy hablamos del tomate, una fruta (sí, fruta) con muchos beneficios para nuestra salud. Lo bueno de esta fruta es que se puede tomar tanto cruda, al horno o como parte de una receta y, en verano, un zumo de tomate bien fresquito ¡sienta de maravilla! El tomate aporta beneficios tanto para nuestra salud interna, como para el cuidado externo de nuestro cuerpo; por eso hoy en El Attelier os traemos los beneficios y las propiedades del tomate.

Growth tomatoes

Los tomates destacan por la cantidad de vitaminas y minerales que poseen, además de su composición, que es prácticamente agua (un 94%). Sus propiedades antioxidantes nos ayudan a mantener las células jóvenes, de manera que ralentiza el envejecimiento de la piel. Además de estas propiedades para el cuidado de nuestra piel, los antioxidantes son populares por tener efectos reductores en algunos tipos de cáncer, por eso, es muy recomendable añadirlos a nuestra dieta diaria en diferentes tipos de platos.

ElAttelier_tomate_2

El tomate destaca por su alto contenido en licopeno, un caroteno rojo que, a diferencia del resto de carotenos, no se convierte en vitamina A, ejerciendo un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Otros alimentos que pueden contenerlo son la sandía, la papaya o alimentos que no son de color rojo, como las habas o el perejil.

ElAttelier_tomate_3

No hay que olvidar también los numerosos beneficios que los tomates tienen en nuestro pelo, dientes y piel. La cantidad de vitamina C que poseen ayuda a aumentar el colágeno en el cuerpo, lo que puede prevenir las quemaduras por exposición al sol. También se puede usar externamente como una mascarilla, para tratar las pieles grasas y con acné. Igual que para la piel, también puede ser una mascarilla eficaz cuando nuestro pelo se ve seco o deshidratado.

ElAttelier_tomate_1

Y ¿cómo preparar una mascarilla de tomate para la piel del rostro? Pues es muy sencillo, ¡tomad nota!

Mascarilla facial de tomate:

  • Un tomate que esté maduro
  • Zumo de limón recién exprimido
  • Una cucharada de avena

Solamente tenéis que licuar el tomate y, posteriormente, añadir el resto de ingredientes. Una vez esté todo mezclado, aplicáis la pasta resultante sobre vuestro rostro (exceptuando la zona de los ojos) y lo dejáis reposar durante 10 minutos. Después lo retiráis con agua, haciendo movimientos circulares y veréis que vuestra piel estará limpia, reluciente y sin rastro de grasa.

ElAttelier_tomate_7

 

El Attelier Magazine

Fotos: Pinterest

Andrea Sánchez

Estudiante de Periodismmo y ciudadana en Barcelona. Me gusta observar el mundo y las gentes que viven en él, siempre curiosos. Intento hacer vida sana en un mundo cada vez más manufacturado, rehuyendo siempre lo establecido. Actualmente redactora en El Attelier Magazine. Puedes encontrarme también en Twitter: @andrea_carax y en Instagram: andrea.carax

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.