Día de la mujer trabajadora: Así somos las mujeres todoterreno

Las mujeres todoterreno solemos vivir el día a día a un ritmo frenético, nuestras cabezas no paran ni un segundo y nuestro cuerpo menos aún. Estudiantes, trabajadoras, madres o una suma de todo, pero a pesar de ello nos gusta mantenernos en forma, tener nuestro espacio ordenado y disfrutar de la familia, los amigos y la pareja.

Nos despertamos de manera muy activa, pensando en todo lo que tenemos que hacer durante el día e intentando encontrar la forma de optimizar el tiempo para podernos dedicar un rato de placer. Pero la mañana ya empieza con un desayuno repasando la actualidad y recogiendo las cosas antes de empezar nuestro día. Y por no hablar de las madres, que desde primera hora corren organizando las mochilas de los hijos y ofreciendo desayunos al estilo de un restaurante.

Pero lo que nunca falta es una gran sonrisa.

Salimos de casa, habiéndonos mirado al espejo por lo mínimo tres veces. Y eso es algo admirable de las mujeres, sabemos – y queremos- estar presentables a pesar de tener mañanas ajetreadas.

De camino al trabajo, al insti o a la universidad nos organizamos perfectamente, repasando las tareas pendientes. También aprovechamos para escuchar un poco de música que anime nuestro camino al trabajo y así empezar el día de manera redonda.

Durante el trabajo o las clases no paramos, atendemos a un montón de tareas a la vez y sacamos todo nuestro potencial para poder acabarlo todo y poder dedicar la tarde a hacer lo que nos apetezca.

Y cuando llega la hora de comer aprovechamos también para hacerlo en compañía, porque no hay nada mejor que desconectar un rato y pasarlo con amigas para podernos contar los problemas que nos van surgiendo.

Algo que nos gusta también a las mujeres es hacer ejercicio, así que al salir de trabajar o estudiar no hay nada mejor que irse un rato al gimnasio o salir a correr con las amigas. Así aprovechamos, vemos a las personas que queremos y a la vez nos ponemos en forma.

Y durante todo el día hemos estado pensando en qué vamos a hacer de cenar y la comida del día siguiente. De golpe nos acordamos que eso que queríamos cenar no está en la nevera, así que nos acercamos al súper a por ello. Y sin saber como nos encontramos con el carro de la compra lleno de cosas que “por si acaso” hemos decidido comprar.

Llegamos a casa y nos ponemos a cocinar la cena y el tupper del día siguiente, a la vez que la lavadora esta puesta y que ordenamos las cosas que hayan quedado sueltas por la casa. Y en el caso de las madres, procurando que los niños hagan los deberes y que pasen por la ducha antes de irse a la cama.

Y entonces llega el momento de paz.  Ver una película antes de ir a dormir e intentar no quedarse dormidas es lo más habitual. Las mujeres todoterreno miran de repente el reloj y sin saber cómo, a los dos minutos ya están recargando pilas para el día que se presenta de nuevo.

Y es que así somos las mujeres, ¡unas todoterreno en toda regla! Así que por todo ello desde El Attelier queremos felicitaros a todas, por ser unas auténticas heroínas.

¡FELÍZ DÍA DE LA MUJER A TODAS!

El Attelier Magazine

Aida Guich

Estudiante de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Muy apasionada, con mucha ilusión por aprender y dispuesta a emprender nuevas aventuras. Me encanta empaparme de cultura con libros, cine, teatro, museos y descubriendo los rincones del mundo. @AidaGuich

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.