Modas que asustan: el chándal con tacones

“Con el chándal y los tacones, arreglada pero informal”. Así lo dice la canción popular y es que tiene toda la raz… Eh, no, un momento, ¡ni pensarlo!

Nos encanta que la moda sea cíclica, arriesgue, combine, se reinvente, etc. Pero hay cosas a las que nos negamos a sucumbir. Y sí, nos referimos a la supuesta nueva tendencia, que algunos expertos de moda afirman que volverá o comenzará a llevarse: el chándal con tacones.

El revuelo por la aterradora tendencia lo ha levantado ni más ni menos que Selena Gomez. La famosa actriz y cantante apareció vestida con un chándal rojo de Vetements y unos zapatos de tacón Jimmy Choo, aconsejada por una de las estilistas más cotizadas de Hollywood, Kate Young.

ElAttelier_chandal_1

No es la primera ni única famosa que ha salido así fuera de un contexto deportivo. Blake Lively, Gigi Hadid o Riahana en múltiples ocasiones, han exhibido sus mayas de running junto a sus mejores tacones. Pero no todo lo que las celebrities hacen va a misa, por eso hoy en El Attelier queremos demostrar que ellas también se equivocan, y os proponemos varias razones por las que este antagónico conjunto no debe ser una opción en vuestro armario.

ElAttelier_chandal_2

Todos tenemos días en los que nos apetece dejar nuestros vaqueros ajustados y vestir más cómodos. Por eso mismo, tiene muy poco sentido que, a quien le apetezca llevar un cómodo chándal deportivo, vaya a ponerse unos “comodísimos” tacones de aguja para completar el modelito. De todas formas, hoy en día hay infinidad de opciones para ir arreglado y cómodo a la vez: desde leggins, pantalones bombachos o de tela, e incluso una falda nos puede salvar el día cuando los pantalones nos molestan.

ElAttelier_chandal_3

No es necesario recurrir al chándal para ir más cómodo. De hecho, algunos expertos afirman que acudir a una cita o a tomar algo con amigos vistiendo un chándal, transmite dejadez, desinterés por sus acompañantes e indiferencia por el cuidado de la persona. Esto no tiene por qué suceder al pie de la letra pero, sí es cierto que no da una imagen muy cuidada de uno mismo.

Esto sucede porque el chándal está relacionado con el deporte, el esfuerzo físico, el sudor, con ir despeinado después de haber hecho un ejercicio intenso. Por eso, es normal que la imagen que transmitamos sea de poco limpio o de desarreglado, ya que es como nos vemos cuando hacemos ejercicio (cuando lo hacemos de verdad, dándolo todo). Así es que unos tacones no van a cambiar – por ahora – la imagen que nos producen una sudadera y un pantalón deportivos.

No sabemos si esta moda se va a implantar entre las masas però, desde aquí, esperamos haver aportado nuestro granito de arena para que, por favor, ¡eso no pase!

El Attelier Magazine

Andrea Sánchez

Estudiante de Periodismmo y ciudadana en Barcelona. Me gusta observar el mundo y las gentes que viven en él, siempre curiosos. Intento hacer vida sana en un mundo cada vez más manufacturado, rehuyendo siempre lo establecido. Actualmente redactora en El Attelier Magazine. Puedes encontrarme también en Twitter: @andrea_carax y en Instagram: andrea.carax

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.