Estas son las razones por las que querrás hacerte (definitivamente) vegano

Son los menos, pero hay quien nace vegano por salud, por convencimiento o por estilo de vida. Pero si algo es cierto es que el veganismo gana adeptos poco a poco, como si se tratara de un proceso de conversión.

Tenemos el gusto de hablar con CRISTINA RODRIGO, portavoz de PROVEG; una organización internacional que pretende evangelizarnos hacia un tipo de consumo más vegetal ¡y no solo en la alimentación!

E.A. Comencemos fuerte con las preguntas. Si hay que buscar un culpable principal del excesivo consumo de carne, ¿señalaríamos a la industria o a los consumidores?

C.R. No se trata de buscar culpables, sino de buscar quiénes pueden resolver los problemas del sistema alimentario actual. Como organización, nos gusta orientarnos hacia las soluciones para generar el cambio. Y, sobre esto, tanto consumidores como industria tienen un gran poder. Cada vez que compras, emites un voto. Si eliges un mundo más sostenible, saludable y solidario es coherente que llenes tu cesta de la compra de alimentos vegetales, preferiblemente de temporada y proximidad. Por otro lado, si formas parte de la industria alimentaria, tienes en tu mano apostar por un sistema de producción alimentaria más respetuoso con el planeta y todos sus habitantes. Apostando por la producción de proteína vegetal y haciéndola más accesible, asequible y sabrosa, la industria alimentaria se convierte en un poderoso agente del cambio.

E.A. Hay quien defiende que consumir carne animal y derivados en proximidad es mejor que ser 100% vegano e importar productos, por ejemplo, a base de soja. ¿Cuál es el punto de vista de ProVeg?

C.R. La mejor medida que puedes tomar para proteger el planeta es llevar una alimentación lo más vegetal posible, así lo afirma un reciente estudio de la Universidad de Oxford. El motivo del elevado número de plantaciones destinadas a la soja y otros granos como el maíz, no es la producción de tofu o el alimentar a los veganos y veganas, sino el de servir de comida a los animales cuya carne acaba en nuestros platos. De hecho, según la organización Justicia Alimentaria, el 75% del grano que importamos en la Unión Europea, principalmente proveniente de América Latina, se destina a alimentar al ganado. Esto plantea un problema al consumidor, que puede creer que compra un producto de proximidad porque la carne es de origen español y, sin embargo, el grano con el que ese animal ha sido alimentado ha recorrido un largo camino. Consumir productos de proximidad y temporada es una potente medida para proteger el medio ambiente, frenar el calentamiento global y reducir drásticamente, o eliminar, el consumo de carne, lácteos y otros productos animales.

E.A. Decís que el objetivo es poder reducir a la mitad el consumo de carnes, lácteos y huevos en 2040. ¿Y por qué no antes?

C.R. Nos encantaría que fuera antes y, si es así, ¡bienvenido sea! Seguiríamos trabajando incansablemente para lograr un mundo mejor. Decidimos la fecha de 2040 por parecernos una fecha ambiciosa pero, a la vez, realizable y necesaria. El objetivo de disminuir a la mitad el consumo de productos animales para 2040 no es algo que vayamos a lograr solos como organización, sino en colaboración con otros organismos. empresas, instituciones y actores sociales. Por ello, defendemos la teoría de influir a los influyentes, y organizamos eventos como el congreso 50by40 sobre incidencia corporativa, el congreso sobre legislación y alimentación vegetariana; el VegMed, un congreso médicos sobre dieta 100% vegetal o la VeggieWorld, la feria vegana más grande y antigua de Europa.

E.A. Parece que en la mente del consumidor el concepto de veganismo se asocia con productos caros. ¿Existen más prejuicios como este? 

C.R. Sí, la alimentación 100% vegetal aún está llena de clichés y prejuicios. Por ejemplo, se sigue creyendo que no es saludable, cuando hay evidencias científicas e importantes asociaciones de nutrición, como la Academia Americana de Nutrición y Dietética, que demuestran no solo que una alimentación vegetal es saludable en cualquier etapa de la vida, sino que además ayuda a prevenir o mejorar ciertas enfermedades. El veganismo suele asociarse a un mayor coste porque la gente se fija en el precio de algunos productos procesados sustitutos de la carne como hamburguesas, salchichas o quesos vegetales. En realidad, una alimentación saludable 100% vegetal, basada en verduras, frutas, cereales, legumbres, frutos secos y algunas semillas, es más económica que una la dieta omnívora actual.

E.A. Hace poco hablábamos en El Attelier sobre ZERO WASTE. ¿Cómo de relacionado está este concepto con ProVeg?

C.R. En ProVeg trabajamos por crear un mundo mejor para todos sus habitantes. Esto implica promover la protección del planeta Tierra, lo que pasa inevitablemente por la reducción del consumo y producción de plásticos y, en general, generar menos residuos. Recientemente hablamos en nuestro blog sobre cómo una alimentación más basada en plantas puede, de hecho, ayudar a disminuir nuestra forma de generar menos desperdicios. Si bien este no es un objetivo en el que nos centremos, pues nuestro foco es la conciencia alimentaria, apoyamos cualquier iniciativa que se enfoque a vivir de forma más sostenible y mejorar el mundo en el que vivimos.

E.A. Mencionáis que los actuales veganos, vegetarianos y flexiterianos se “convierten” por 3 motivos: éticos, de salud o por conciencia medioambiental. ¿Cómo convencer a alguien que no se sensibiliza con ninguno de estos 3 motivos?

C.R. ¡Aún le quedaría el motivo del sabor! Al contrario de lo que mucha gente todavía cree, la alimentación vegetal es muy variada y sabrosa. En nuestro país, cada vez más restaurantes apuestan por alternativas vegetales y lo hacen con mayor calidad. Los libros de cocina 100% vegetales son cada vez más populares y las recetas más variadas. Atreverse a experimentar nuevas texturas y sabores puede ser otra forma de empezar el camino hacia una alimentación a base de plantas. Cada paso que cada persona dé en esa dirección, sea por el motivo que sea, es positivo. 

E.A. En El Attelier nos interesa el mundo de la moda. Todavía cuesta encontrar empresas que trabajen con fibras de piña, hongos o plantas. ¿Nos podéis “chivar” alguna marca, a poder ser MADE IN SPAIN?

C.R. Afortunadamente, cada vez hay más empresas que apuestan por una moda sostenible a base de fibras vegetales, también en nuestro país. De hecho, la creadora de Piñatex es una mujer española llamada Carmen Hijosa. Sin embargo, en España el uso de esta fibra en concreto no es aún muy popular. Pero sí hay otras marcas apostando por materiales éticos y reciclados. Por ejemplo, Vegan Expedition fabrica productos artesanales y upcycled, como bolsos y carteras, a partir de huipiles mayas . La marca Flamingo’s life ha sacado unas nuevas zapatillas cuya lona está hecha de botellas de plástico recicladas. Otra marca española de calzado, Slowwalk, cuenta con una colección fabricada a partir de fibra de maíz.

¿NECESITAS MÁS RAZONES?

ATENCIÓN OMNÍVOROS: ¿TE SUMARÍAS A UN #RETOVEGGIE DURANTE UN MES?

El Attelier Magazine

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.