Así es cómo el movimiento #MeToo se sube a la pasarela

La pasarela es un altavoz de lo que ocurre en la sociedad. Los diseñadores se suman, con sus prendas, en contra del acoso sexual y, bajo la premisa del movimiento #MeToo, se visibiliza el apoyo. Es la forma de los diseñadores por aportar su granito de arena a esta causa que se inició en Hollywood y a la que todas las mujeres han decidido unirse para gritar ¡basta! La moda manda un claro mensaje y ayuda a crear conciencia de una forma concisa y directa.

Tom Ford

“Es hora de que la industria de la moda se pronuncie un poco más”, declaró la diseñadora Stella McCartney el día que presentó su colección para el próximo otoño 2018 en Los Ángeles. Bien es cierto que los gritos de batalla feministas en la pasarela llevan varias temporadas luchando a favor de las mujeres. Su objetivo es dar voz a todas las víctimas que han sufrido algún tipo de violencia sexual y, por supuesto, ponerle fin. Por ese motivo, cuando se trata de movimiento en pro de la tolerancia y la unión, una larga lista de diseñadores han dejado claro su compromiso por este hastag que suma casi un millón de compartidos en Instagram. Entre ellos, Tom Ford, Prabal Gurung, Maria Grazia Chiuri, Public School, Adam Selman, Karl Lagerfeld o Rachel Comey.  Todos coinciden en el empoderamiento de la mujer con el objetivo de hacerla imparable frente a las injusticias.

Maria Grazia Chiuri, Prabal Gurung, Rachel Comey, Public School y Adam Selman (con un pin a favor del feminismo)
Desfile Chanel 2015

Incluso en la pasarela de Madrid hemos visto cómo tres modelos de Juana Martín salieron con tres sudaderas a modo de vestido y un detalle especial. En la espalda podía leerse con letras bien grandes ‘Me Too’ y ‘Time is Up. Una propuesta que se presentó para el próximo otoño-invierno 2018/19, pero no se pondrán a la venta. “Teniendo en cuenta que tengo un escenario ideal para lanzar mensajes como es MBFWM, me pareció el momento para utilizarlo de altavoz y mostrar mi postura y mi apoyo a cualquier desigualdad que se cometa contra las mujeres”, declaró la diseñadora cordobesa.

El desfile que más recordará el movimiento #MeToo

Los ojos más críticos de la moda alabaron el trabajo de Myriam Chalek, la directora creativa de American Wardrobe en la Semana de la Moda de Nueva York de Febrero de 2018. Seguidora del movimiento #MeToo, Chalek creó un desfile-denuncia para dar un paso más y conseguir un cambio cuanto antes. En su desfile la ropa era lo de menos, el contexto es lo que importaba. Las modelos llevaban alas de ángel y estaban esposadas a hombres con máscaras de cerdo. Toda una declaración de intenciones para apoyar a las mujeres y alzarse en contra de todos los ‘cerdos’ que existen en la vida real.

Mientras, víctimas y sobrevivientes de acoso sexual contaban sus historias en la pasarela. Algunas, incluso por primera vez. Así fue cómo lo hizo Alicia Kozakiewicz: relató que a los 13 años un depredador sexual de internet la secuestró y encadenó en su sótano para emitir en streaming su abuso. “Todo lo que queremos es estar seguras, para que las jóvenes puedan vivir sus sueños, escalar montañas o desfilar por las pasarelas que nacieron para desfilar“, dijo en su emotivo discurso. Un feminismo, cada vez más reivindicativo, poderoso y mediático.

Porque sí, la moda se hace eco de todo lo que se debe denunciar (y pisotear) para seguir avanzando más fuertes y más nosotras.

El Attelier Magazine

Clari Gavrila

Vivo mi día a día apasionada por la moda y la comunicación y escribo en El Attelier para explicar todo lo que hay detrás de una prenda de vestir, la historia de un diseñador o el porqué de las tendencias.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.